Deutsche Telekom asumirá los compromisos y responsabilidad de su unidad T-Systems, centrándose en los servicios de TI y digitales.

El encargado de reducir las pérdidas en la compañía, Adel Al-Saleh, aseguró al personal que se convertirán en “un jugador de TI de extremo a extremo integrado y un habilitador confiable para la digitalización de los clientes”.

Al-Saleh ya inició la reestructuración reduciendo la plantilla alemana a 5 mil 600, cerrando la mayoría de las oficinas locales y contratando a 3 mil empleados en el extranjero para completar sus habilidades de software. Esta reorganización dejará a T-Systems con ingresos de 4 mil millones de euros (4.4 mil millones de dólares) y 30 mil empleados encargados de atender a mil clientes.

T-Systems está luchando con las pérdidas alcanzadas por la administración anterior y está ofreciendo una cartera de servicios con énfasis en compañías multinacionales, abarcando áreas como la Internet industrial, ciberseguridad, cobros por carretera y una práctica que administra las aplicaciones comerciales ofrecidas por SAP.

El siguiente paso para Al-Saleh es negociar con los interlocutores sociales sobre los cambios, que podrían provocar que miles de puestos se trasladen a Telekom Deutschland. Se planea la implementación para el segundo trimestre de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here