Deutsche Telekom sube su participación en T-Mobile US y vende unidad holandesa

220

El operador alemán Deutsche Telekom anunció que aumentó su participación en su filial estadounidense de telefonía móvil T-Mobile US un 5.3 por ciento, hasta alcanzar 48.4 por ciento, que se espera que se concrete en 2022. Además, el grupo alemán vendió su filial holandesa Tele2 al fondo Warburg Pincus y Apax por 5 mil 100 millones de euros.

El incremento en T-Mobile Estados Unidos se debe a un acuerdo de canje de acciones por un valor de 7 mil millones de dólares con SoftBank. Este acuerdo sigue su “objetivo estratégico de aumentar su participación en T-Mobile US a más del 50 por ciento para mantener el control a largo plazo y la consolidación de T-Mobile US”.

“Es una transacción muy atractiva para Deutsche Telekom y sus accionistas”, dijo el Consejero Delegado de Deutsche Telekom, Timotheus Höttges.

Te recomendamos: 2020 fue el año de Deutsche Telekom gracias a fusión T-Mobile con Sprint

Concretamente, la compañía alemana quiere hacerse con 45 millones de acciones de la compañía de telecomunicaciones japonesa SoftBank en T-Mobile US, a un precio medio de 118 dólares por título, a través de una ampliación de capital. A cambio, SoftBank recibirá 225 millones de acciones nuevas en Deutsche Telekom y se convertirá en el segundo mayor accionista privado de Deutsche Telekom, con una participación del 4.5 por ciento.

De esta manera, Deutsche Telekom y SoftBank establecerán una relación accionaria directa después de que el grupo japonés vendiera su unidad estadounidense Sprint a T-Mobile en un acuerdo que se cerró a principios de 2020.

A principios de mayo, Deutsche Telekom publicó su plan anual de crecimiento, en el que se incluye acelerar el avance en la generación de beneficios y convertirse en el mayor accionista de T-Mobile en Estados Unidos.

Desprendimiento de la unidad de Países Bajos

Por otro lado, el operador alemán realizó otro importante movimiento estos días: vendió su unidad holandesa T-Mobile Netherlands (Tele2) a un consorcio de casas de capital privado Warburg Pincus y Apax por 5.1 mil millones de euros. Incluso, parte de los ingresos recibidos por esta transacción irán para adquirir 20 millones de acciones en T-Mobile.

La transacción marca la finalización de la revisión estratégica de Deutsche Telekom en Tele2, que se anunció en mayo pasado, y sigue a la desinversión de 700 millones de euros de su negocio de torres móviles holandés a principios de este año.