DiDi y Volvo se unen para formar flotas de vehículos de conducción autónoma

La empresa china de transporte compartido y el fabricante de automóviles establecieron una alianza estratégica para conformar flotas de prueba de vehículos de conducción autónoma

465

La rama de conducción autónoma de Didi Chuxing, Didi Autonomous Driving, firmó un acuerdo con Volvo para implementar una flota de vehículos y realizar pruebas de conducción autónoma con la tecnología de la empresa china.

Volvo proporcionará a DiDi automóviles XC90 equipados con los sistemas de respaldo necesarios para funciones como la dirección y el frenado. Además, la empresa automotriz colaborará con DiDi Autonomous Driving para integrar el hardware y el software adicionales necesarios para que estén completamente listos para la conducción autónoma.

Los vehículos XC90 serán los primeros que integrarán DiDi Gemini, la nueva plataforma de hardware de conducción autónoma de DiDi, y están destinados a ser implementados para viajes compartidos en su red en el futuro.

Este acuerdo refuerza la posición de Volvo como proveedor de automóviles y socio preferido para la conformación de flotas autónomas, a partir de su reputación en materia de seguridad automotriz.

Ambas empresas esperan que los sistemas de respaldo incorporados y las características de seguridad de los XC90, en conjunción con el sistema de conducción autónoma de DiDi, en un futuro permitirán que los automóviles operen sin supervisión humana en los servicios de robotaxi.

Con este acuerdo, Volvo y DiDi buscan establecer una asociación duradera mientras la empresa tecnológica china continúa la expansión de sus flotas de prueba de conducción autónoma en su país de origen y Estados Unidos y ampliar sus operaciones comerciales de robotaxi.

Mediante la asociación con empresas fabricantes de automóviles, Didi Chuxing utiliza su amplia experiencia en la operación de redes y su gran banco de datos de conducción en el mundo real para desarrollar servicios comerciales de transporte autónomo.

El año pasado, Volvo le proporcionó a DiDi un automóvil XC60 para que lo usara en el primer programa piloto de robotaxi en Shangái. Esto permitió que los usuarios de ciertas áreas de la ciudad pudieran reservar viajes en robotaxi a través de la aplicación de DiDi y ser conducidos de forma autónoma, mientras un conductor e ingeniero de seguridad supervisaba los vehículos.