Dificultad para instalar antenas 5G preocupa a empresas brasileñas

El presidente del Movimiento Antene-se dijo que existen 300 leyes municipales que impiden la implementación de nueva infraestructura de telecomunicaciones.

290

Ler em português

Para el Movimiento Antene-se, el mayor desafío de las ciudades brasileñas para implementar 5G son las leyes municipales que impiden la instalación de infraestructura. Luciano Stutz, presidente del proyecto, habló sobre el tema durante Futurecom Digital Week.

“Existen alrededor de 300 leyes municipales en Brasil que impiden, restringen o de alguna manera obstaculizan la implementación de nueva infraestructura de telecomunicaciones, torres, postes, ductos y redes en general”, dijo Stutz, agregando que los cambios en estas leyes son imperativos para instalar la infraestructura necesaria para colgar las antenas 5G.

La ciudad de São Paulo, por ejemplo, es la capital más grande de Brasil y es la principal preocupación de Antene-se. Actualmente, hay un proyecto de ley en trámite en el Ayuntamiento de São Paulo para llevar a cabo esta modernización, pero la ley anterior, de 2004, determinó que la torre sólo se podría instalar en un terreno frente a una calle con al menos 10 metros de ancho.

Las antenas para 5G no necesitan la misma infraestructura que las generaciones anteriores. Stutz dice que son fácilmente aplicables al mobiliario urbano, como quioscos de periódicos o fachadas de edificios.

“Para el uso de servicios digitales públicos o privados, los usuarios deben tener conectividad en sus hogares”, recordó el presidente del Movimiento.

Además, el aviso para la subasta 5G requiere la implementación de 5G en las capitales brasileñas a mediados de 2022 y compromisos de cobertura 4G ó 5G en ciudades y ubicaciones brasileñas. Para que esto suceda, los municipios deben estar preparados.

Una encuesta reciente de Conexis Brasil Digital, asociación que representa a los grandes operadores, mostró que sólo siete de las 27 capitales brasileñas tienen alta adherencia a la Ley General de Antenas, que facilita la instalación de infraestructura. Otras nueve tienen una adherencia media y cuatro ciudades están trabajando para cambiar la legislación.

“El Internet móvil 4G es capaz de cambiar la vida de las personas porque ya permite la educación en el hogar y la oficina en el hogar”. Stutz agregó que el emprendimiento a través de aplicaciones pudo cambiar la vida de 42 por ciento de las personas que viven en comunidades.

“No habrá ciudades inteligentes, ciudades conectadas o soluciones innovadoras en las comunidades si no existe una ley municipal que permita la implementación de torres, postes y antenas necesarias para llevar la cobertura de telefonía celular e Internet móvil a todo el mundo”, concluyó.

El Movimiento Antene-se reúne a Abrintel, la Asociación Brasileña Online to Offline, Brasscom, Conexis, Feninfra, TelComp y CNI.