Descarga el estudio aquí y consulta las conclusiones

Introducción

México se encuentra en un momento clave para la definición de su estrategia de redes de seguridad pública, luego de que la nueva administración de Andrés Manuel López Obrador haya iniciado la evaluación del sistema de comunicaciones críticas para las agencias de seguridad del Estado mexicano, tanto a nivel federal como estatal. 

En medio del cambio de estrategia de la nueva administración que se enfrenta a niveles crecientes de inseguridad, es prioritario ofrecer a las agencias de seguridad pública una comunicación fiable y segura para atender las demandas de la población. Para ello se requiere una política pública en la materia. 

Los sistemas de radio móvil terrestre (LMR/PMR) son los de comunicación de voz inalámbrica enfocados en atender las necesidades de las agencias de seguridad pública como policías, bomberos y ambulancias, equipos de primera respuesta ante emergencias, además de organizaciones privadas que requieran de comunicaciones en área de planta con presencia de ruido, procesos de transportación o administración de flotillas de vehículos, o para comunicar amplias redes de plantillas de trabajadores.

El radio es la línea de vida de los policías

Las comunicaciones de misión crítica son esenciales durante situaciones en las cuales se encuentra en riesgo la vida de las personas o ciertos procesos industriales de alta relevancia, tales como desastres naturales, accidentes o eventos que afectan la seguridad pública y ameritan protección civil.

Estos sistemas tienen el propósito de garantizar comunicaciones confiables y seguras, ofrecer una buena cobertura en beneficio de los usuarios (policías, bomberos, paramédicos), conformar un sistema resistente a los peligros presentes, además de permitir a los agentes involucrados una constante colaboración entre ellos y entre las propias instituciones de seguridad ciudadana. Asimismo, se requiere que los sistemas cumplan con otras características de operación como llamadas de emergencia, en grupo y directas, o la transmisión masiva de mensajes. 

Adicionalmente, las comunicaciones de misión crítica en banda angosta, en particular la radiocomunicación, puede ser complementada con tecnologías de banda ancha como videovigilancia, reconocimiento facial o Inteligencia Artificial. 

La estandarización e interoperabilidad de radiocomunicación posibilita una auténtica colaboración entre instituciones de seguridad pública

El mercado de radiocomunicación terrestre se compone de diversas tecnologías. Aunque todas cumplen con el propósito general de ofrecer comunicaciones de misión crítica, cada una cuenta con características particulares como precios, confiabilidad, ecosistema de proveedores, niveles de seguridad y encriptamiento, eficiencia, etcétera, que pueden adaptarse a las necesidades de cada país y/o agencia. 

Lo importante es la visión a largo plazo de las instituciones responsables de garantizar la seguridad ciudadana, para que la selección de las tecnologías favorezca ciertos principios fundamentales como interoperabilidad, estándar internacional, escalabilidad, eficiencia en la inversión gubernamental, seguridad de las comunicaciones, entorno competitivo y complementariedad con tecnologías asociadas a los datos y la banda ancha.

A falta de lineamientos tecnológicos en materia de seguridad ciudadana publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México existen diferentes tecnologías operando de manera simultánea (a diferencia de otros países donde se establecen lineamientos para asegurar la interoperabilidad), desde Tetrapol, Tetra, P25 y comunicaciones satelitales. 

Esta falta de definiciones en materia de redes de seguridad pública provoca desventajas que pueden poner en riesgo la integridad de los sistemas de comunicación, de los usuarios, impiden la colaboración entre instituciones de seguridad pública en beneficio de la población y un análisis de la eficiencia de costos y operación.

Se requiere una política pública para la implementación de redes de seguridad pública interoperables.

Existe una clara necesidad por actualizar las redes de comunicación de misión crítica en México. De acuerdo con un estudio elaborado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), comisionado por la Secretaría de Gobernación y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 343 repetidoras trabajan bajo el estándar Tetraprol TDM, el cual dejaría de recibir soporte hacia 2020, con una vida útil hasta 2022, por lo que deben ser actualizadas a nuevos estándares de comunicación IP.

Existen seis redes estatales que migraron a la tecnología Tetrapol IP, 12 se encuentran en transición a IP. También se contabilizan 82 repetidoras con tecnología Tetra y 41 con P25 que ya implementan tecnología IP.

A continuación ofrecemos un comparativo de las principales tecnologías para que la autoridad en materia de seguridad pública y las áreas de Tecnologías de la Información y la Comunicación de las instituciones correspondientes, tengan elementos para tomar decisiones acertadas. Identificamos que en México la batalla se encuentra entre la tecnología legada Tetrapol que puede migrar a IP, y la tecnología competitiva P25 que ofrece un estándar internacional, interoperabilidad y escalabilidad con tecnologías complementarias de banda ancha.

¿Qué características de Tetrapol y P25 comparamos en el documento?

  • Fabricantes
  • Eficiencia espectral
  • Cobertura
  • Fidelidad de comunicación de voz
  • Transmisión de datos
  • Operación

Descarga el documento aquí.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here