El Ministerio de Justicia de Dinamarca ha suspendido el uso de datos de ubicación de teléfonos móviles como evidencia en procesos penales durante dos meses, según informó el sitio web de noticias DR.

La policía nacional danesa notificó al ministerio que los datos podrían contener errores provenientes de las torres telefónicas. Estos errores han llevado a las autoridades a revisar 10 mil 700 casos para detectar si las pruebas defectuosas condujeron a una condena injusta.

De acuerdo con un informe de The New York Times, el primer error consiste en la forma en que la policía danesa convierte los datos sin procesar de las compañías telefónicas. El segundo error provocó que los teléfonos se vincularan a las torres incorrectas.

Estos datos fueron utilizados por la policía para evaluar el paradero probable de los celulares de los sospechosos. De acuerdo con en informe de DR, la revisión de los casos en 2018 encontró que al menos un 8.9 por ciento de los sucesos se vieron afectados por los errores de ubicación.

El descubrimiento de los problemas en Dinamarca podría tener un amplio impacto en el uso de datos de ubicación de teléfonos celulares como evidencia en casos futuros.

Un representante de la Asociación Danesa de la Industria de Telecomunicaciones cuestionó si la policía debería confiar ciegamente en los datos de ubicación de celulares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here