Aunque persiste, la brecha entre niños de diferente etnicidad y condiciones socioeconómicas de 3 a 18 años que utilizan Internet desde su hogar ha disminuido, de acuerdo con datos entre 2010 y 2017 del Centro Nacional de Estadísticas de la Educación (NCES, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Los niños de dos o más grupos ―el informe no proporciona información desagregada por género― fueron quienes usaron Internet en mayor medida en 2017 (71%), seguidos de los blancos (67%) y asiáticos (65), en contraste con los hispanos (59%), los afroamericanos (58) y los indios americanos y nativos de Alaska (45).

Entre los niños blancos y los negros la diferencia fue de 9 puntos porcentuales en 2017, lo que muestra que, pese a que la brecha se mantiene, hubo una reducción respecto al 19 por ciento registrado en 2010.

Asimismo, la diferencia entre niños blancos e hispanos se acortó 8 puntos, en comparación con el 22 por ciento de 2010.

Asimismo, los niños con padres que tienen un nivel más alto de educación se conectan más en su hogar (72%), respecto a aquellos cuyos padres no concluyeron la secundaria (46%) o sólo habían alcanzado ese grado (55%).

No obstante, la brecha entre estos grupos también se ha abreviado; por ejemplo, en 2010 sólo 29 por ciento de los niños con padres que no terminaron la secundaria podían navegar en Internet desde casa, lo que representa un crecimiento del acceso mayor del que reportó el conjunto con padres que estudiaron la universidad (65%  en 2017 contra 59% en 2010).

También persiste una diferencia significativa entre los pequeños sin acceso a Internet que viven en áreas metropolitanas y quienes residen fuera de ellas.

En 2017, 18 por ciento del primer grupo no tenía conexión en su hogar, mientras que en el segundo fue de 14 puntos. Estos porcentajes disminuyeron respecto a 2010 en ambos casos, indica el NCES.

Además, en general la cantidad de niños que utilizan Internet desde su hogar ha aumentado, al ascender de 58 por ciento en 2012 a 64 puntos en 2017.

Durante ese año, el porcentaje de todos los niños que utilizaban Internet en casa era mayor entre los de 15 a 18 años (78%), le siguen los de 11 a 14 años (68%), de 5 a 10 años (57) y, por último, los niños de 3 y 4 años (45%).

Entre los infantes, los medios más comunes para conectarse son los servicios de Internet móvil desde diferentes dispositivos (92% del total) y el Internet de alta velocidad instalado en el hogar (88%), como el cable, DSL y la fibra óptica.

Debido al avance de la tecnología, la tendencia a usar una conexión móvil incrementó exponencialmente, de acuerdo con el informe, ya que pasó de sólo 9 por ciento en 2010 a 92 puntos en 2017, en tanto que la diferencia en el servicio fijo incluso disminuyó un punto porcentual.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here