El CEO Marisol Morales

La emergencia sanitaria por el COVID-19 obliga a replantear cómo es que se puede seguir dando atención médica sin exponer al personal médico y a los pacientes.

Ante este escenario, las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) juegan un papel crucial, al igual que en otros sectores, para mantener comunicados a personas que necesitan atención médica.

El 80 % de las consultas son para revisión de estudios de laboratorio o para patologías que probablemente no requieren una interacción en el consultorio entre médico y paciente, de acuerdo con el infectólogo Daniel Pérez.

En esta coyuntura, el especialista considera importante utilizar las tecnologías de comunicación para evitar que las personas salgan de sus casas. Es decir, hacer uso de la telemedicina.

La telemedicina, de acuerdo con la Asociación Estadounidense de Telemedicina es el intercambio de información médica entre dos sitios a través de comunicaciones electrónicas con el objetivo de mejorar el estado de salud de un paciente. Incluye cada vez mayor variedad de aplicaciones y servicios que utilizan videoconferencias, correo electrónico o teléfonos inteligentes. 

Gracias a que las TIC permiten el seguimiento y la atención médica vía remota, la demanda del servicio va en aumento en el país.  

Por ejemplo, Doctoralia, plataforma web de origen español que conecta a médicos con pacientes, han registrado un aumento del  700% tan solo entre el 23 de marzo y el 1 de abril de 2020 en México y esperan un crecimiento de entre 800% y 1000% cada semana en lo que resta de la emergencia sanitaria. 

En cinco días se realizaron 6,500 video consultas y cuentan con más de 1,500 médicos con el software instalado, mientras que más de 3,000 médicos esperan poder activarlo. Además, prevén cerrar el mes de abril con 6 millones de usuarios en el país. 

Hemos hablado con diferentes inversionistas a nivel mundial y estábamos esperando que el efecto de la telemedicina pasará en cuatro o cinco años. Hoy muchos inversionistas y compañías como nosotros, vemos una hiper aceleración de la transformación de la telemedicina. Por esta crisis mundial se va a acelerar y estará pasando en el próximo año o dos años Rodrigo Moguel, country manager de Doctoralia en México, Argentina y Colombia 

Además de las video consultas, que tienen un costo asignado por los médicos que las brindan, en Doctoralia han puesto a disposición de los usuarios una sección de preguntas a médicos para que resuelvan sus dudas durante la contingencia. 

Fabricantes de equipo empujan la adopción

En México, el tema de la telemedicina no es algo nuevo, ya que en el país hay una empresa mexicana que se dedica a fabricar equipo para brindar atención médica a distancia. 

La empresa Mërcher Industrias Médicas, desde hace cinco años, ha trabajado en proyectos de telemedicina y por ahora son la única empresa en México facultada por la autoridad federal Cofepris para la manufactura de quioscos médicos bajo la norma 0241. 

Desarrollaron un sistema integral de atención médica primaria denominado Quiosco Primario de teleconsulta y un Sistema de Atención Médica Preventiva denominado SANO (Sistema Asíncrono Neural Optativo). Ambos permiten brindar al usuario un servicio de consulta médica en lugares alejados de la mancha urbana o de difícil acceso, donde no hay acceso a servicios de salud primario o preventivo.

Antonio Mërcher, CEO de Mërcher Industrias Médicas, comentó a EL CEO que, debido a la coyuntura del COVID-19, diferentes gobiernos estatales y de otros países se han interesado en sus equipos de telemedicina. 

Funcionarios y diplomáticos han viajado a ver nuestra tecnología. Localmente hemos estado en pláticas con el Hospital Ángeles, SEDENA, entre otros. Nunca habíamos visto un interés tan marcado por parte de los diferentes gobiernos y médicos. Anteriormente, las consultorías sobre telemedicina eran muy pocas Antonio Mërcher

Mërcher considera que el mundo se ha dado cuenta que deben cambiar las maneras en se hace medicina, tanto por parte de los médicos y ciudadanos que recibimos el servicio. Aunque lamenta que haya sido en medio de una emergencia sanitaria como la de COVID-19. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here