Dos operadores españoles se quedaron con el remanente de 3.5 GHz para 5G

0
160

Telefónica y Orange adquirieron cada una un bloque de 10 MHz en la banda de 3.5 GHz en España. Se trata del bloque que había quedado sin adjudicar en la última licitación de espectro. La licitación se realizó a través del mecanismo de subasta simultánea ascendente de múltiples rondas, a través de una Plataforma Electrónica de Subastas (PES).

Ambas compañías pagarán por la frecuencia el precio de salida, que fue de 21 millones de euros cada bloque. Dicho precio correspondía con el precio por MHz pagado en esta banda en la subasta de 2018.

Según fuentes citadas por el diario Cinco Días, el precio pagado por este bloque se encuentra por debajo de la media de los países comparables en esta banda, bajo el ratio de euros pagados, MHz y población.

Con esta adquisición de espectro, Telefónica completa 100 MHz en la banda 3.4-3.8 GHz, que se corresponde con el máximo ancho del operador en el estándar 5G.

Mientras que Orange, que ya disponía de 100 MHz, se convirtió en la compañía con más espectro en esa frecuencia.

Ahora se realizará la reorganización de las frecuencias de esta banda con el fin de que todos los operadores dispongan de bloques contiguos de frecuencias y sea posible un uso más eficiente del espectro.

Para Orange, el precio base de 700 MHz es caro

En rueda de prensa, Jean-François Fallacher, consejero Delegado de Orange en España, calificó de “caro” el precio inicial de mil 170 millones de euros fijados para la próxima subasta de espectro en la banda de 700 MHz.

“Recientemente, en una intervención pública, el Secretario de Estado de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, ha abierto la posibilidad de revisar ese precio. Es algo que celebramos, ya que consideramos que las condiciones sometidas a consulta pública resultan excesivamente exigentes. Siempre hemos defendido que esta subasta no debe tener un objetivo recaudatorio que pueda comprometer las inversiones necesarias para el despliegue 5G”, comentó en entrevista al diario El País.

También remarcó las dificultades que atraviesa tanto el sector español de las telecomunicaciones como la propia Orange debido tanto a la crisis provocada por la Covid-19, como a la tendencia del mercado hacia el bajo coste, todo ello en un momento en el que tienen que elevar su capacidad de inversión. “Tenemos que tener un poco de margen de maniobra para poder invertir en los equipos y desplegar más rápido redes 5G”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here