Introducción: rumbo a Brasil 5G

Brasil es el mercado de servicios móviles más grande de América Latina debido al gran tamaño de su población. La sana competencia en este país ha contribuido a la reducción del precio de los servicios móviles en los últimos años y los proveedores de estos servicios han tenido mucho éxito en convertir a sus clientes de planes prepago a planes de contrato.

La subasta de espectro múltiple, destinada a impulsar el desarrollo de 5G, se retrasó varias veces debido a muchos obstáculos; problemas de interferencias con los servicios de televisión satelital y la pandemia de Covid-19, entre otros. La subasta 5G ha sido la más grande realizada en Brasil hasta el momento.

En octubre, el regulador brasileño, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) confirmó que 15 empresas presentaron ofertas para su subasta de espectro 5G. El regulador anunció a las siguientes empresas participantes: Algar Telecom, Brasil Digital Telecomunicacoes, Brisanet, America Móvil (Claro), Cloud2u, Consorcio 5G Sul, Fly Link, Mega Net, Neko Servicos, NK 108, Sercomtel, Telefónica (Vivo), TIM, VDF Tecnologia y Winity II.

La subasta comenzó el 4 de noviembre y concluyó al día siguiente, recaudando un total de 7.4 billones de reales en subvenciones y alcanzó un valor económico de 47.2 billones de reales (8.5 billones de dólares americanos), inferior a los 49.7 billones de reales inicialmente esperados.[1]

La mayor parte de ese total se convertirá en inversiones y, por lo tanto, el gobierno sólo recaudará una suma cercana a los mil millones de dólares. El total recaudado incluye los precios por el derecho de uso de licencias, los compromisos de inversión vinculados a cada banda y la prima pagada.

La subasta abarcó cuatro bandas de espectro radioeléctrico, divididas en varios bloques y con fines específicos de mercado: 700 MHz, 2.3 GHz, 3.5 GHz y 26 GHz.

DPL News AnalyTICs | Subasta 5G en Brasil: todo lo que debes saber

La subasta no sólo permitió la participación de empresas tradicionales como Claro, Vivo y TIM, también abrió espacio para el ingreso de nuevos operadores que hasta el momento no brindaban internet móvil a varias regiones del país.

Telefónica (Vivo), Telecom Italia (TIM) y América Móvil (Claro) se adjudicaron la mayoría de los derechos de espectro a través de sus filiales brasileñas en la parte final de la subasta del viernes 5 de noviembre, pero rivales locales como Sercomtel y Algar Telecom también se hicieron de algunos bloques de frecuencias y cinco nuevos operadores se unirán al mercado: Winity II, Brisanet, Consorcio 5G Sul, Neko y Cloud2u.

El Ministro de Comunicaciones de Brasil, Fabio Faria, dijo al final del evento que el gobierno podría programar una nueva subasta de espectro 5G para vender bloques que no atrajeron interés por parte de los participantes, principalmente en la frecuencia de 26 GHz, ya que sólo se vendió 85 por ciento de los bloques de espectro ofrecidos.

Según el Ministro de Comunicaciones y el Superintendente de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Abraao Albino, lo anterior se debió a la incertidumbre relacionada con los modelos de negocio de los operadores. No obstante, a pesar del espectro no vendido, Faria dijo que el gobierno consideró que la subasta fue un éxito, ya que el valor total de los bloques vendidos fue alrededor de 5 mil millones de reales por encima de los precios mínimos.

Los términos de la subasta 5G requieren cobertura en todas las 26 capitales estatales de Brasil más el Distrito Federal para julio de 2022. El servicio debe incluir todas las ciudades brasileñas con más de 50 mil habitantes para 2028, mientras que la conexión 4G debe abarcar todo el territorio nacional.

Los ganadores de la reciente subasta de espectro 5G de Brasil esperan recibir sus autorizaciones finales del gobierno el 14 de diciembre.

Primer día de la subasta: bandas de 700 MHz, 2.3 GHz y 3.5 GHz

El primer día de la subasta las unidades locales de América Móvil, Telefónica, TIM y varias firmas locales ofertaron 7.09 billones de reales (1.28 billones de dólares) para adquirir espectro en las bandas de 700 MHz, 2.3 GHz y 3.5 GHz.

Claro, propiedad de América Móvil, fue el que más ofertó, 1.63 mil millones de reales por varios bloques, incluido el bloque B1 de espectro de 3.5 GHz, por el cual pagó 338 millones de reales, y el bloque E3 de 2.3 GHz, que ganó con una oferta de 750 millones de reales.

La española Telefónica, que opera el operador inalámbrico más grande de Brasil bajo la marca Vivo, ofertó aproximadamente 967 millones de reales, ganando el bloque B2 de espectro de 3.5 GHz con una oferta de 420 millones de reales, entre varios otros bloques.

Telecom Italia, que opera TIM, tomó el bloque B3 de 3.5 GHz por 351 millones de reales (63.7 millones de dólares), junto con algunos otros bloques, ofertando un total de 976 millones de reales (177 millones de dólares).

Winity II, propiedad de la administradora de activos brasileña Patria Investimentos, ganó un bloque en el ancho de banda de 700 MHz con una oferta de 1.4 billones de reales, lo que la convierte en el segundo mayor inversionista detrás de América Móvil.

Winity II es la única empresa, fuera de las tres grandes, que ha adquirido una licencia a nivel nacional, reemplazando a Oi, cuyos activos se están dividiendo actualmente entre los otros tres: Claro, Vivo y TIM.

La firma respaldada por la administradora de inversiones latinoamericana Patria Investimentos, actualmente se presenta como una plataforma de infraestructura inalámbrica orientada a apoyar a las empresas a resolver los cuellos de botella de conectividad.

Por otra parte, el proveedor brasileño de servicios de Internet Brisanet, que salió a bolsa en julio, ganó el bloque C4 en la banda de cobertura regional de 3.5 GHz con una oferta de 1.25 billones de reales.

En los bloques regionales de 3.5 GHz, las adjudicaciones incluyeron a Sercomtel en el norte y el estado de São Paulo, así como el Consorcio 5G Sur en la región sur.

Además, Cloud2U operará en Río de Janeiro, Espírito Santo y Minas Gerais y Algar Telecom, tendrá ubicaciones planificadas de operaciones en Minas Gerais, Mato Grosso do Sul, Goiás y São Paulo.

Segundo día de la subasta: banda de 26 GHz

En el segundo día de la licitación, la Anatel subastó frecuencias en la banda de 26 GHz, asociadas a la obligación de llevar Internet a las escuelas. Se vendieron seis de los 10 bloques nacionales de 200 MHz en esa banda, totalizando 1.2 GHz de capacidad de red contratada de los 2 GHz disponibles. También se vendieron 12 de los 42 bloques de 200 MHz regionales.

La frecuencia de 26 GHz es la banda con mayor capacidad de transmisión de datos y menor latencia, es decir, el menor tiempo de respuesta.

Esta frecuencia se considera ideal para la cobertura en espacios específicos y para las nuevas tecnologías que se impulsarán con 5G, como el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y procesos de automatización.

Claro tomó dos bloques con cobertura nacional, con derechos de exploración a 20 años, mientras que Vivo ganó tres bloques nacionales, también con concesión a 20 años.

TIM presentó una propuesta por un bloque que opera en la región sur, por 20 años.

Algar compró casi la totalidad del espectro de 26 GHz en oferta para su área de operaciones, convirtiéndose en el operador con la mayor cantidad de espectro disponible en una sola ubicación en esta banda.

Algar dio prioridad a cinco de los seis bloques regionales en su área de operación (87 ciudades que integran Minas, Mato Grosso do Sul, São Paulo y Goiás).

A pesar de lo anterior, el Ministro de Comunicaciones de Brasil dijo que el gobierno programará una nueva subasta de espectro 5G para vender bloques que no atrajeron interés por incertidumbre en los modelos de negocio, principalmente en la frecuencia de 26 GHz.

Compromisos

Banda de 700 MHz

Primera ronda:

  • Bloque de 10 + 10 nacionales. Compromisos: carreteras federales y zonas sin 4G.

Segunda ronda:

  • Dos bloques de 5 + 5 regionales. Compromisos: zonas sin 4G y carreteras federales.

Banda de 3.5 GHz

Primera ronda:

  • Cuatro bloques nacionales de 80 MHz.
  • Ocho bloques regionales de 80 MHz.
  • Instalación de una red de transporte (backhaul de fibra óptica) en ciertos municipios.
    • Instalar radiobases que permitan la prestación del Servicio Móvil Personal (SMP) a través de un estándar tecnológico igual o superior al 5G NR release 16 del 3GPP, en la proporción mínima de una estación por cada diez mil habitantes.
    • Reembolsar las soluciones a los problemas de interferencia perjudicial en la recepción de señales de televisión abierta, transmitidas en la Banda C a la población afectada.
    • implementación del Programa Amazonia Integrada y Sostenible (PAIS) y el proyecto Red de Comunicación de la Administración Pública Privada.

Segunda ronda (en caso de que algún bloque de la primera ronda quedará desierto).

  • Bloques de 20 MHz.
  • Límite de espectro: 100 MHz para el conjunto que comprende bloques en la banda de 3.5 GHz.
    • Límite de más de dos bloques regionales.
    • Plazo de autorización: 20 años

Banda de 2.3 GHz

Primera ronda:

  • Bloque regional de 50 MHz y bloque de 40 MHz.
  • Compromisos: cubrir 95 por ciento del área urbana de los municipios sin 4G.
    • Plazo de autorización: 20 años.

Banda de 26 GHz

Primera ronda:

  • Diez bloques nacionales y 6 bloques regionales de 200 MHz.
  • Compromisos: proyectos de conectividad para escuelas públicas de educación básica, con la calidad y rapidez necesarias para el uso pedagógico de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) en las actividades educativas reguladas por la Política de Innovación en Educación Conectada.
  • Límite de espectro: 1 GHz para el conjunto que comprende los bloques de la banda de 26 GHz.
  • Plazo de autorización: 20 años.

Segunda ronda:

  • Hasta diez bloques nacionales y seis regionales de 200 MHz (si no se vendieran en la primera ronda).
  • Compromisos: proyectos de conectividad para escuelas públicas de educación básica, con la calidad y rapidez necesarias para el uso pedagógico de las TIC en las actividades educativas reguladas por la Política de Innovación en Educación Conectada.
  • Límite de espectro: 1 GHz para el conjunto que comprende los bloques de la banda de 26 GHz.
  • Plazo de autorización: 10 años.

Fuente: Anatel.

Los ganadores

Once operadores de 15 participantes compraron frecuencias: los tres principales actores Claro, Vivo y TIM, los operadores regionales Algar Telecom y Sercomtel y seis nuevos participantes en servicios móviles: Winity II, Brisanet, Cloud2U, 5G South Consortium (Unify y Copel), entre otros.

Las ofertas de Claro llegaron a 1.63 billones de reales (295 millones de dólares) por varios bloques, mientras que las de Vivo superaron los 1.1 billones de reales (199 millones de dólares) y las de TIM poco más de 1.0 billón de reales (181 millones de dólares) en las bandas de 2.3 GHz, 3.5 GHz y 26 GHz.

Algar Telecom pagó 64.7 millones de reales por bloques regionales en las bandas de 3.5 GHz, 2.3 GHz y 26 GHz. La empresa compró casi la totalidad del espectro de 26 GHz en oferta para su área de operaciones, convirtiéndose en el operador con la mayor cantidad de espectro disponible en una sola ubicación en esta banda, mientras que Sercomtel pagó 82 millones de reales por un bloque regional en la banda de 3.5 GHz.

Winity II pagó 1.4 billones de reales por un bloque nacional de 10 MHz en la banda de 700 MHz para 4G, convirtiéndose en un nuevo actor móvil nacional. El precio mínimo para obtener este bloque fue de 157 millones de reales, lo que significa que Winity II apostó fuertemente al mercado móvil, aún con la obligación de desplegar tecnología 4G.

Nuevos operadores de 5G

Fuente: Teleco.

Los proveedores de servicios de Internet fueron los principales perdedores

Los pequeños proveedores de servicios de Internet (ISP) representados por el consorcio Iniciativa 5G Brasil y formado por más de 400 ISPs, no lograron adquirir espectro.

Esta situación no ayuda a los pequeños ISPs, ya que estos operadores son actores importantes en los servicios de banda ancha fija en Brasil. Evidentemente, cada ISP tiene su propia realidad, lo que puede representar un escenario más complejo para ingresar al servicio de Internet móvil para este consorcio o grupo de ISPs.

Por otro lado, la empresa Fly Link presentó una solicitud para ceder el bloque en la banda de 26 GHz que había ganado en la subasta 5G. Fly Link no ganó otros bloques, lo cual afectó su modelo de negocio. El retiro de este participante redujo el importe de la subasta anunciado en 47.2 billones de reales.

Esta medida significa que el bloque H42 en la banda de 26 GHz quedo vacante y que Fly Link deberá realizar un pago por 10 por ciento del precio ofertado, el cual debió realizar 15 días después de haber anunciado su decisión de renunciar al bloque ganado. Con el retiro de Fly Link, el número de nuevos entrantes al mercado móvil brasileño cae de seis nuevos operadores anunciados a cinco.

Los retos para la introducción de 5G en Brasil

Brasil será el primer país latinoamericano en tener 5G, dijo el Ministro de Comunicaciones el 4 de noviembre, considerando aparentemente un despliegue a nivel nacional y considerando la subasta de espectro 5G como la mayor subasta de activos de telecomunicaciones hasta la fecha en América Latina.

Sin embargo, en América Latina, Chile ya ha subastado frecuencias específicas para 5G. El proceso chileno incluso comenzó antes de la subasta brasileña, pero la autorización para el uso comercial se retrasó, por lo que se espera que el uso comercial de 5G sea simultáneo a Brasil, durante el primer semestre de 2022.

En Perú, en la práctica, los servicios 5G se han lanzado comercialmente utilizando concesiones existentes, pero las subastas de espectro se han ido retrasado.

Sin embargo, aunque los resultados de la subasta 5G han sido positivos para el mercado brasileño y este país puede ser el primer país en introducir servicios 5G en la región latinoamericana, existen algunos desafíos que requieren una atención especial por parte de las autoridades brasileñas.

Sobre los resultados de la licitación, la Confederación Nacional de Industria (CNI) dijo que las leyes de antenas municipales deben reformarse antes de que 5G sea viable. La CNI estima que sólo 19 localidades cuentan con legislación adecuada vigente para la instalación de antenas 5G. La entidad recomienda la reducción de la burocracia, pues 5G requerirá hasta diez veces más antenas que 4G.

Al mismo tiempo, una encuesta de Conexis Brasil Digital, que representa a los mayores operadores de telecomunicaciones del país, indica que de las 27 capitales brasileñas, siete cuentan con legislación para la instalación de infraestructura y antenas preparadas para la llegada del 5G: Boa Vista, Brasilia, Curitiba, Fortaleza, Palmas, Porto Alegre y Porto Velho.

Estas capitales cuentan con leyes municipales con alto apego a la Ley General de Antenas de 2015. Conexis explica que “una legislación moderna que facilite la instalación de antenas es fundamental para el avance de las nuevas tecnologías. 5G requerirá de cinco a diez veces más antenas que 4G, considerando la misma área de cobertura, pero son antenas pequeñas que se pueden instalar en las fachadas de los edificios”.

Por otro lado, una encuesta de la Anatel, publicada en diciembre de 2020, mostró que más de 20 millones de brasileños aún acceden a la tecnología de tercera generación (3G), la cual comenzó a dar paso a 4G en 2013. La población de Brasil que sólo tiene acceso a 3G no puede realizar videollamadas de calidad ni consumir servicios de transmisión de video (Netflix, Amazon, Disney +, etcétera) o música (Spotify, entre otros).

Esto significa que existe un gran desafío para introducir 5G a la mayoría de la población brasileña, ya que hay una gran cantidad de usuarios con poca cobertura, falta de infraestructura y teléfonos obsoletos para poder ofrecer servicios 5G. Lo más importante: algunas empresas que ganaron la subasta 5G incluso tendrán que expandir la red 4G a cambio de explorar la nueva tecnología, lo cual representa mucha más inversión.

Para finalizar, Brasil realizó una subasta con el objetivo de generar inversiones en infraestructura, el tema recaudatorio no fue prioridad. Esta decisión de las autoridades brasileñas produjo una subasta exitosa, lo cual permitirá importantes inversiones, mayor competencia, mejores servicios, así como un mayor desarrollo económico. La subasta de frecuencias 5G en Brasil debe ser un ejemplo para el resto de los países de América Latina.


[1] 1 dólar = 5.51 reales.