Muchas industrias han encontrado los beneficios de trabajar bajo estándares comunes que facilitan su desarrollo, generan economías de escala, reducen costos, amplían las redes de producción y, al mismo tiempo, benefician a los consumidores con mejores precios, más opciones de marcas y un creciente ecosistema de productos compatibles entre sí. Cualquier industria resiente los efectos de una fractura en los estándares, ya sea a causa de disputas por regalías, nuevas alternativas o la exclusión de los miembros del ecosistema.

Descarga DPL News AnalyTICs aquí.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here