Los operadores móviles más importantes de Brasil han sugerido una transición de cinco años hacia redes 5G “puras”. Lanzar comercialmente redes 5G “puras”, como lo ha establecido la Anatel, es decir, con equipo para las frecuencias idóneas para 5G, implicará tiempo y una inversión importante, además de haber desaprovechado las inversiones de los operadores móviles con la tecnología DSS. Por lo tanto, la sugerencia de estos operadores hace sentido y debería ser considerada por las autoridades brasileñas.

Introducción

El impacto adverso de la crisis sanitaria mundial sería mayor sin el soporte de los servicios de telecomunicaciones. La pandemia ha evidenciado de manera contundente la importancia de estos servicios en todos los aspectos de nuestra vida diaria.

El papel de las telecomunicaciones móviles representa al día de hoy una gran herramienta de comunicación y, al mismo tiempo, un elemento vital para las actividades productivas. La adopción de servicios de comunicaciones móviles y fijas a partir de la Covid-19 no será opción. Las necesidades de la sociedad y del sector productivo estarán todavía más ligadas a estos servicios. Lo anterior implica que la economía se sostendrá cada día más por el desarrollo y uso de las telecomunicaciones fijas y móviles, siendo los servicios móviles 5G un pilar importante para tal efecto.


“Los operadores móviles más importantes de Brasil han sugerido una transición de cinco años hacia redes 5G “puras.”

— Servando Vargas

En este contexto, la Agencia Brasileña de Desarrollo Industrial (ABDI, por sus siglas en portugués) afirma que la llegada de los servicios móviles 5G y el consecuente aumento en la digitalización de procesos impulsarán una mayor productividad y competitividad en Brasil y señala que la mejor política industrial para Brasil será la de 5G.[1] En este sentido, la consultora IDC estima que los servicios 5G en Brasil podrían generar 22.5 billones de dólares en negocios B2B en 2024.[2]

Lo anterior significa que es de vital importancia realizar la subasta de las frecuencias 5G lo más pronto y eficiente posible. Sin embargo, temas como la pandemia, la interferencia de las frecuencias para 5G con servicios de televisión satelital, la solicitud de los operadores móviles de posponer la subasta, en función de que consideran que esta tecnología todavía no está madura para ser lanzada comercialmente en Brasil, así como las diferencias internas en la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y la larga lista de pasos a seguir para la subasta, han demorado este tema crucial para la llegada de 5G a este país sudamericano.

Brasil 5G.

Brasil se encamina con paso firme hacia su subasta de espectro para redes 5G.