Presentación

En junio hubo dos importantes revelaciones para el calendario 5G de América Latina: Colombia confirmó que en diciembre subastará espectro de 3.5 GHz, mientras que Perú prometió que destinará las frecuencias para la nueva tecnología entre el segundo y tercer trimestre de 2022.

Si bien aún no se terminó de definir la letra chica de la subasta 5G de Brasil, que sigue en revisión del Tribunal de Cuentas, una delegación del Ministerio de Comunicaciones viajó en junio a Estados Unidos para empaparse de la experiencia norteamericana con la tecnología, como casos de redes privadas, y para reunirse con posibles inversionistas.

En el plano internacional, el 1° de junio se lanzó oficialmente Virgin Media O2, la compañía fusionada entre las operaciones de Telefónica y Liberty Global en Reino Unido. La presentación vino con una promesa de inversión de 10 mil millones de libras durante los próximos cinco años, principalmente para expandir los servicios 5G y la banda ancha gigabit.

Mientras tanto, los impulsores del uso sin licencia de la banda de 6 GHz lograron una nueva (y parcial) victoria: la Comisión Europea hizo oficial la armonización de la parte baja de la banda (5,945 MHz – 6,425 MHz) para el uso de redes Wi-Fi en todos los países miembros.

En los últimos días de junio se desarrolló uno de los principales eventos de la industria móvil, el Mobile World Congress (MWC). Tras haberse suspendido su edición de 2020, y mudarse al verano catalán, el congreso de móviles tuvo varias particularidades: más de la mitad de las conferencias fueron virtuales, hubo una presencia de 30 por ciento de los asistentes que suelen ir, y no hubo mayores anuncios de dispositivos o tecnologías. Tampoco se revelaron grandes debates. 

Pero el evento sirvió para reconfirmar las tendencias en el sector: 5G, Inteligencia Artificial, Edge Computing y la transformación digital en la post pandemia. 

“Los impulsores del uso sin licencia de la banda de 6 GHz lograron una nueva victoria en la Comisión Europea.”

— Paula Bertolini —