.

Presentación DPL News Trends

En noviembre se desarrolló uno de los acontecimientos más importantes de la industria de telecomunicaciones de América Latina: la subasta 5G de Brasil. El proceso fue exitoso por varios motivos. Uno es que cautivó a los operadores tradicionales: todos participaron y se llevaron una porción de la considerable cantidad de espectro que el país puso a disposición (700 MHz, 2.3, 3.5 y 26 GHz).

Otro motivo fue que la licitación logró atraer a nuevas empresas que se sumarán al mercado móvil brasileño, como Brisanet, Cloud2U, Consorcio 5G Sul, Neko, Winity II y Fly Link, aunque esta última terminó desistiendo del espectro adquirido.

Quizás lo más interesante del proceso fue que se decidió utilizar nuevos criterios de asignación que permitieron registrar uno de los precios más bajos por espectro en comparación con otras subastas de la misma índole que se realizaron en el mundo. De los 9 mil 150 millones de dólares que supone el valor económico de toda la subasta (con ofertas y obligaciones de cobertura), la recaudación para el Estado será de 876 millones de dólares.


“Brasil siempre fue un faro en la región en temas de telecomunicaciones.”

— Paula Bertolini, directora de la agencia DPL News

Brasil siempre fue un faro en la región en temas de telecomunicaciones, quizás los próximos procesos que se preparan en América Latina, como el de Colombia o el de Costa Rica, miren con buenos ojos lo que ocurrió en el país sudamericano.

Noviembre también fue un mes donde se concretaron operaciones interesantes. Una fue el cambio de dueños de DirecTV, uno de los principales actores de TV paga de América Latina. En una operación relativamente rápida, AT&T entregó el mando al Grupo Werthein, un holding argentino que regresa al sector luego de haber sido accionista de Telecom Argentina entre 2003 y 2017.

Además, América Móvil concluyó la venta de su Operador Móvil Virtual estadounidense, Tracfone, al gigante Verizon, por el que la empresa de Carlos Slim recibió 3 mil 600 millones de dólares. Por su parte, Millicom llegó a un acuerdo para adquirir 45 por ciento restante de su participación accionaria en Tigo Guatemala, para seguir consolidándose en Centroamérica.