DSA Global Summit | Uso libre del espectro impulsa conectividad, innovación y las economías

Wi-Fi 6 experimenta un momento de impulso gracias a las decisiones regulatorias que han liberado la banda de 6 GHz.

226

En la primera sesión de la Cumbre Global de la Dynamic Spectrum Alliance (DSA), los ponentes coincidieron en que hoy el acceso no licenciado al espectro está viviendo un “tremendo” impulso, favoreciendo así la implementación de Wi-Fi 6 y las economías de escala.

Martha Suárez, presidenta de la DSA, destacó que cada vez más autoridades regulatorias han decidido liberar la banda de 6 GHz (5925 a 7125 MHz), especialmente en el continente americano, para que pueda ser utilizado por Wi-Fi 6E, lo cual generará beneficios económicos y sociales a los diferentes países.

Las expectativas de organizaciones como la DSA, empresas tecnológicas y expertos es que esta tecnología inalámbrica traerá aportaciones importantes a la mejora de la conectividad, la innovación de casos de uso al converger con otras tecnologías y al crecimiento de las economías. Además, los ponentes resaltaron que disponer del espectro de 6 GHz allana el camino para el desarrollo del nuevo estándar Wi-Fi 7.

El Presidente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil, Leonardo Euler, expuso que el país aprobó el uso no licenciado de toda la banda a principios de este año, ponderando las ventajas que traerá a la conectividad, para satisfacer la creciente demanda de datos, y el aprovechamiento eficiente del recurso radioeléctrico.

Thomas Ewers, jefe de Asuntos Internacionales del Espectro de la Agencia Federal de Redes de Alemania, comentó que la autoridad planea autorizar pronto el uso libre de esta banda, en línea con las directrices que ha planteado la Comisión Europea (500 MHz).

Asimismo, explicó que la nación europea ha buscado fomentar la compartición del espectro, debido a que este tipo de modelos brinda confianza sobre la operación de los sistemas de comunicación, estabilidad a las inversiones, y seguridad a los incumbentes en el mercado.

Durante su participación, el Director de la Oficina de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Mario Maniewicz, expuso que la compartición de espectro desencadenará beneficios si se acompaña de regulación y estándares. Y señaló que todos los actores del ecosistema deben promover el uso racional, eficiente y económico del recurso, pues se trata de un bien escaso.

También lee: La batalla entre 5G y Wi-Fi por la banda de 6 GHz

Maniewicz recordó que se está dando un debate acerca del futuro del espectro de 6 GHz. Si bien en las Américas las autoridades hasta ahora se han inclinado por el uso libre de la banda, también existe la discusión sobre la posibilidad de reservar al menos 500 MHz para el desarrollo de 5G, una tecnología que también promete impactos positivos en la conectividad y las economías.

Otro de los análisis que están haciendo los diferentes países en estos momentos es cómo pueden aprovechar los espacios en blanco de televisión (TVWS) para expandir la conectividad. Varias autoridades ya lanzaron reglas al respecto, mientras que otras más se encuentran diseñando un marco normativo. Uno de estos casos es Brasil, que desde 2020 abrió una consulta pública al respecto.

El presidente de la Anatel subrayó que el país sudamericano está “modernizando la regulación de gestión del espectro”, con el objetivo de habilitar modelos de negocio flexibles y eficientes en el sector de telecomunicaciones.

En paralelo, Brasil espera llevar a cabo la subasta de espectro 5G en los próximos meses. Leonardo Euler destacó que el regulador no sólo pondrá frecuencias a disposición de los operadores móviles, sino también busca impulsar las redes privadas y los casos de uso entre las verticales.