Economía digital: desde la localidad

0
501

La economía digital abre oportunidades para ir desde lo local hasta el ámbito internacional. Y esta afirmación tiene bases, basta recordar como el Silicon Valley, California ha sido el semillero de las empresas más importantes en tecnología.

En este sentido, los gobiernos locales deben ser la punta de lanza de la estrategia nacional para impulsar la economía digital adaptada a las capacidades, habilidades y posibilidades de las personas que viven su territorio. Y esta estrategia no es nueva, desde Italia con sus regiones vinícolas arraigadas a las distintas regiones del país se produce el vino que llega a muchos lugares en el mundo.

Este par de ejemplos, nos dejan claro del impacto de una política desde la más pequeña unidad de los gobiernos e instituciones públicas para impulsar la economía de una región, hasta de un país entero. En este sentido, quiero promover que se mire la regulación de la economía digital no solo con una visión nacional o promovida por instituciones de los gobiernos centrales. Es fundamental, que los gobiernos locales ejecuten programas, proyectos y acciones con la intención de impulsar el desarrollo de Start-up o empresas digitales que tengan la mirada puesta en la economía local, nacional e incluso mundial.

Especialmente, porque son los gobiernos locales quienes tienen mayor cercanía con las personas u organizaciones que se mantienen en la economía informal. Y es que Latinoamérica, a través del uso de la conectividad que permite el Internet y las nuevas tecnologías móviles se puede impulsar la formalización de las actividades informales. Vale la pena recordar que el 42% de las personas en la región viven de la economía informal, y el distanciamiento social ha mermado su capacidad de obtener ingresos.

La regulación de la economía digital debe colocar las bases para facilitar la transición de la informalidad a la formalidad digital, pero para que realmente tenga un resultado tangible los gobiernos locales deben asumir la política digital local. Facilitando la creación de empresas digitales, ya no solo desde el punto de vista de los impuestos municipales sino en el creación, difusión y apropiación de las habilidades digitales.

Las habilidades digitales es el elemento base para poder convertir cualquier habilidad en una fuente de ingresos en el ámbito digital. Por lo que la formación, acompañamiento y difusión del conocimiento que permita utilizar la conectividad y herramientas digitales es clave.

En este sentido, primero se debe redefinir la política fiscal, una empresa o emprendimiento se mantiene en la informalidad para evitar los altos costos de impuestos, pero en gran medida porque esa empresa o emprendimiento se encuentra en su fase inicial. Conceptualmente, una empresa o emprendimiento nace en etapas: semilla, embrión, emergente y emprendimiento pre – formal hasta convertirse en una empresa nueva formal.

Ahora bien, normalmente la mayoría de las empresas nuevas formales tienen una duración de máximo dos años, ya que en ese periodo es el que les permite identificar la viabilidad de la idea del negocio.

Conociendo estas fases, los gobiernos municipales o locales deben elaborar un plan de acompañamiento para permitir que una actividad informal evolucione a una actividad formal. Especialmente, las actividades o empresas informales que tengan más de 2 años de operación, porque les permitirá aprovechar o impulsar un modelo de negocio que ha logrado avanzar.

El reto es que ante la pandemia quizás ese emprendimiento informal que se ha mantenido por más 2 años, enfrente nuevos retos y quizás vea su viabilidad comprometida. En este caso, los gobiernos locales pueden aprovechar para que a través del uso de las herramientas digitales el emprendimiento no sólo pueda mantenerse, sino también formalizarse.

Para lograr esto, la primera acción que los gobiernos locales deben implementar es la modificación de su política de impuestos, para ofrecer ventajas a los emprendimientos informales para que puedan formalizarse en el corto plazo, a cambio de un registro de su actividad como empresa formal, pero con una excepción de impuestos locales durante un tiempo determinado.

Al mismo tiempo que el gobierno local apoya a este emprendimiento informal a través de la capacitación y asesoramiento para que aprovechando las herramientas digitales, la actividad comercial crezca y le permita rentabilizar su idea de forma tal que pueda mantener su operación en el tiempo pagando sus impuestos locales, para apoyar en la formalización de otras empresas o emprendimientos informales.

Un plan similar, deben diseñarse para permitir que en las distintas etapas de emprendimiento puedan convertirse a través del proceso hasta llegar a empresas formales rentables, que les permita operar en largo plazo.

Ahora bien las herramientas digitales, el acceso a Internet, a la banca digital, y otros elementos son fundamentales para lograr la reactivación de la economía en Latinoamérica, con un panorama retador en el corto plazo debido a la pandemia.

Ahora bien, los gobiernos locales deben ejecutar acciones que permitan reducir el número de emprendimientos informales, soportados por un cambio en la política digital nacional.

Como he mencionado en otros documentos, sino existen cambios o medidas para promover el acceso a la creación de empresas digitales, facilitando los trámites para crearlas y usando el acceso a Internet, y las tecnologías digitales para crear una firma digital, acceso a la banca digital, una política de impuesto que promueva la creación de empresas digitales, esto no tendrá un efecto positivo en el corto, mediano y largo plazo.

En esto coincidimos con el Profesor Colin Williams, de la Universidad de Shiffield en Reino Unido quien ha trabajado por muchos años analizando la economía informal.

Ahora bien, su trabajo se enmarcado en el proceso de formalización de la economía, aunque con una visión previa a la pandemia y con un ambiente económico distinto. Sin embargo, de los elementos que propone el Profesor Williams para disminuir la informalidad, algunos pueden utilizarse en el mundo digital. Nuestra propuesta, siempre ha sido utilizar la economía digital para reducir la informalidad de la economía en Latinoamérica.

Estos son algunas de las propuestas presentadas por el Profesor Williams, que considero son aplicables a la economía digital:

  • Esquemas graduales de formalización
  • Asesoramiento sobre la formalización a Start-ups
  • Iniciativas para una sencilla transición desde el desempleo a convertirse en un emprendedor.
  • Iniciativas para una sencilla transición desde el empleo formal a convertirse en un emprendedor.

Sin embargo, estás propuestas son validas para ejecutar desde la política nacional, aunque para lograr un efecto real debe existir el acompañamiento de los gobiernos locales.

Al inicio comentaba, de lo logrado en Silicon Valley en Estados Unidos donde nacieron las grandes empresas de la economía digital. Ahora bien, la nueva normalidad nos ha cambiado en muchos aspectos la situación, por lo que no basta con llevar a cabo este tipo de acciones focalizadas a una región o área en particular, sino que es importante extenderlo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here