Ecuador | Descartada la concesión de CNT, entran a oferta sus torres

Tres empresas estadounidenses han mostrado interés por 1.200 torres de la firma estatal. La valoración de esos activos llega a unos $ 200 millones.

105

Expreso Sebastián Angulo

Menos expectativas. El Gobierno de Guillermo Lasso bajó la vara de lo que espera recibir por monetización de activos públicos para este año.

Según la proforma 2021, se espera conseguir $ 252 millones al cierre de este año y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha mencionado que corresponde a la venta de infraestructura de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT). En la proforma del año pasado se preveía tener unos $ 2.000 millones en ingresos por la concesión de varios activos públicos, como hidroeléctricas o el Banco del Pacífico.

El Gobierno actual, como lo hizo también el anterior en su momento, ha anunciado que pondrá a la venta las torres de CNT. La posibilidad de concesionar la empresa pública en su totalidad no estaba contemplada, por las propuestas por debajo de las expectativas que podría recibir el Gobierno debido a la crisis agravada por la pandemia de COVID-19, aseguró a EXPRESO Martha Moncayo, exgerente de la CNT hasta  junio de este año. La empresa pública está valorada en unos $ 2.000 millones.

Hasta junio de este año, tres empresas mostraron interés en adquirir más de 1.200 torres, aseguró Moncayo. Las estadounidenses American Towers Corporation, Phoenix Towers International y SBA Communications presentaron su interés formal este año a Ernst & Young (EY), la firma consultora contratada a fines de 2019 para asesorar sobre la concesión y monetización de activos de la empresa pública.

Para vender la infraestructura, el Directorio de CNT deberá tomar la decisión de desinvertir, y la aprobación final tiene que pasar por Finanzas, explicó Moncayo. Luego de ello se sale a un ‘roadshow’, es decir, reuniones para negociar con los altos ejecutivos de las empresas interesadas.

Entre los aspectos a negociar están los costos de arriendo que CNT deberá pagar a los posibles nuevos dueños de las torres, cuánto tiempo se mantendrá ese costo y beneficios adicionales, como un año de renta gratuita.

El informe de EY recomendó que ese dinero sea destinado a un mayor despliegue de fibra óptica para CNT. La valoración de la consultora calculó que las torres de CNT ascienden a un monto cercano a los $ 200 millones. Además de las torres, CNT también contemplaba ventas de algunos inmuebles, como departamentos de propiedad de la estatal.

Una de las empresas interesadas, la estadounidense Phoenix Towers International, compró 2.029 torres de Telefónica-Movistar en Colombia y Ecuador a fines de 2019. En Ecuador vendió 1.408 torres por 202 millones de euros. Mientras que en Colombia vendió 621 torres por 87 millones de euros.

En ese contexto, CNT busca subirse a la tendencia de las operadoras que han vendido infraestructura para obtener liquidez y buscar más eficiencia. Tanto Telefónica como América Móvil (Claro) han vendido infraestructura.

La industria de torres de telecomunicaciones va cobrando relevancia. Un estudio de la firma Waplan Analytics indica que hacia 2025 los ingresos de los propietarios de torres en el mundo se duplicarán hasta los $ 33.000 millones.

Este Diario consultó la semana pasada al MEF acerca de cómo avanza el proceso, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo una respuesta.

El convenio con la DFC

Convenio: A inicios de este año, el régimen de Lenín Moreno suscribió un acuerdo de financiamiento con    la Corporación Financiera Internacional para el Desarrollo (DFC, por sus siglas en inglés) para monetizar activos públicos.

Financiamiento: Una de las modalidades para atraer a inversionistas es que la empresa interesada en adquirir la infraestructura (como las torres de CNT), o hacerse de una concesión (como una hidroeléctrica), acceda a financiamiento de la DFC para pagar al Estado ecuatoriano.

Deuda china: Tanto el Gobierno ecuatoriano como la entidad financiera estadounidense mencionaron que el dinero conseguido con la monetización de activos o concesiones se destinará para pagar la deuda cara que Ecuador mantiene con China.