Ecuador | El infocentro es un aliado de la inclusión, educación y la superación

54

El Norte

Con el objetivo de combatir el analfabetismo digital, hace seis años en la parroquia Guayaquil de Alpachaca, uno de los sectores más populosos de la Ciudad Blanca, abrió sus puertas el infocentro.

Hasta el momento, según las estadísticas que maneja el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, 47 876 personas han visitado este espacio tecnológico, mientras que 2 373 han recibido y culminado uno o varios de los más de 400 cursos que se ofertan.

Ruth Valenzuela es quien está a cargo del infocentro. Explicó que este espacio también es inclusivo, ya que varias personas que tienen algún tipo de discapacidad asisten a esta “casa tecnológica” con el objetivo de hacer uso de alguno de los servicios que se brindan en el lugar.

También explicó que, durante el tiempo de funcionamiento, decenas de personas han llegado a seguir algún tipo de curso. El objetivo, emprender con algún innovador negocio o, quienes ya tienen uno, capacitarse para impulsarlo por medio de las redes sociales.

Por otro lado, Valenzuela está más que satisfecha, ya que más de una persona que ha recibido capacitación ha logrado cristalizar su propio emprendimiento.

Añadió que: “El megaproyecto de los infocentros comunitarios cada año ha aumentado el número de cursos de capacitación y formación laboral; permitiendo una mejor profesionalización de los usuarios”.

No solo los ciudadanos que habitan en territorio alpachaqueño llegan a este lugar para buscar aprender y capacitarse, sino también de otras partes de la ciudad.

Por ejemplo, María Ermelinda Matango, cada vez que puede, se traslada desde la parroquia La Esperanza. La ciudadana de 41 años de edad forma parte del programa de tareas dirigidas para poder concluir con sus estudios primarios.

“Quiero terminar mis estudios primarios y después continuar estudiando. Me traslado hasta acá porque aprendo mucho y enseñan bien”, mencionó María, quien habita en Rumipamba Grande.

Paúl López, de 32 años de edad, es un joven con discapacidad que desde hace tres años de forma ininterrumpida ( de lunes a viernes) asiste al infocentro de la parroquia Guayaquil de Alpachaca.

Durante los últimos tres años, Paúl, quien tiene discapacidad física, ha realizado más de un centenar de cursos en diferentes áreas, entre ellas: salud, tecnología, comercio, industria y servicio al cliente.

“Nunca es tarde para seguir aprendiendo y aprendiendo cosas. Siempre hay que ser positivos y optimistas, expresó Paúl. Los estudiantes


Quienes también se benefician de esta instalación tecnológica ubicada en la parroquia son los más de 1 500 estudiantes que se forman académicamente en la Unidad Educativa 17 de Julio.

Durante este tiempo de pandemia, existen estudiantes que asisten al infocentro para recibir sus clases de forma virtual y realizar su tareas.

En su mayoría, los estudiantes llegan a realizar tareas e investigaciones. Varios educandos también han formado parte de los cursos de robótica.