Ecuador | Menos del 30% de las metas de conectividad del anterior Gobierno se cumplieron

Se han dado avances, pero la mayoría del trabajo está por hacerse. La actual administración debe establecer un plan claro de conectividad.

57

La Hora

A mediados de 2019, el exministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, aseguró que el país tenía un retraso de 15 años en su estrategia digital. Durante el anterior Gobierno, bajo el paraguas de un plan llamado Ecuador Digital, se establecieron varias metas; pero se cumplió menos del 30%.

En primer lugar, se estableció que se alcanzaría el 68% de instituciones educativas conectadas a Internet con fines pedagógicos. Sin embargo, la realidad es que el porcentaje no supera el 50%. Los sectores más olvidados siguen siendo los rurales.

En el Plan de Creación de Oportunidades, presentado por el actual Gobierno, no se establece ningún objetivo respecto de este tema.

En segundo lugar, otra meta era que 8 de cada 10 ecuatorianos tengan acceso a tecnología 4G, pero actualmente, el promedio es 6 de cada diez.

En el plan de la administración de Guillermo Lasso se prevé que hasta 2025 se llegue al 92% de acceso; pero todavía no están claras las estrategias para lograrlo.

Asimismo, dentro del plan Ecuador Digital se esperaba reducir el porcentaje de parroquias sin ningún tipo de conectividad del 32% al 16%. Pero, al inicio del actual Gobierno todavía se tenían más de 300 sin conexión. En los primeros 100 días, la ministra de telecomunicaciones, Vianna Maino, aseguró que se conectó a 14 parroquias más.

Tampoco se cumplió con el despliegue de redes comunitarias de internet sin fines de lucro. El objetivo era que 127.000 hogares puedan acceder al servicio con tarifas reducidas.

Tampoco se completó la meta de implementar al menos 1.000 puntos WiFi gratuitos en zonas priorizadas de alta concurrencia.

Sin concursos ni reformas

Hasta el momento, no se establece una política pública para impulsar el acceso a la tecnología 5G. Además, se incumplió con la licitación del espectro de nuevas bandas para la masificación de 4G.

Esto ha provocado que no se despliegue el 5G, y se tengan todavía grandes falencias en la calidad del servicio y se limite el impulso de temas como Big Data.

Tampoco se ha hecho una actualización integral de la normativa, con el fin de fomentar la competencia de mercado entre las operadoras de telecomunicaciones, e impulsar la inversión en el sector, así como la reducción de tarifas a los usuarios.

En el actual Gobierno, se emitieron decretos ejecutivos para establecer el descuento del 50% en los planes para Adultos Mayores y la reinversión de cerca de $25 millones de la contribución que cada año pagan las operadoras sobre 1% de su facturación.

Berenice Martínez, ingeniera en telecomunicaciones, comentó que hace falta un cambio profundo en las leyes para incentivar más participantes en el mercado.

“Se han dado pasos interesantes, pero falta mucho camino que recorrer. El encendido del cuarto cable submarino de internet es algo positivo, sin embargo, hay que ver en qué términos se renegocian los contratos con las operadoras”, acotó.

Cyber seguridad y tramitología

A pesar de que el anterior Gobierno desarrolló un plan de cyber seguridad y se anunciaron acciones para reforzar los controles, Ecuador sigue siendo altamente vulnerable a ataques y hackeos. La empresa pública CNT fue declarada en emergencia institucional en julio de 2021, pero todavía no se conoce la real dimensión del manejo de más de 14 años.

En 2019, las autoridades reconocieron que más del 70% de las instituciones estatales no tenían buenos sistemas de almacenamiento y procesamiento de datos, lo que pone en riesgo a la información de los ciudadanos.

Por otro lado, se estableció como meta que para 2021 se debía digitalizar el 80% de los trámites del Gobierno Central. Sin embargo, actualmente apenas se supera el 60%, por lo que queda mucho trabajo que hacer para facilitar la vida de los ciudadanos, ahorrar recursos públicos y crear un mejor entorno para los negocios y el emprendimiento.

Diario La Hora solicitó al ministerio de Telecomunicaciones un detalle de las principales acciones y políticas que se piensan implementar hasta 2025, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta. La actual administración tiene una gran responsabilidad para mejorar la conectividad en el país.