Ecuador propuso la creación de un fondo latinoamericano de despliegue rural de infraestructura

912

Como país organizador de la Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe, Ecuador propuso la creación de un fondo latinoamericano de despliegue rural de infraestructura de telecomunicaciones, el cual debería conformarse con al menos el 1 por ciento del PIB de cada país.

“El ámbito de aplicación del fondo sería el despliegue de conectividad rural, aceleramiento del desarrollo de las TICs, intensificación de conectividad digital, y procesos inclusivos integrales de transformación digital. Todo esto permitirá reducir la brecha digital”, sostuvo Andrés Michelena, ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Ecuador, en la apertura del evento que el país organiza junto a la Cepal.

El funcionario destacó que se requiere decisión y voluntad política de todos los actores para cerrar la brecha digital. “Estamos conscientes que sin recursos públicos y privados y sin el apalancamiento de organismos multilaterales y regionales, el camino será duro y difícil”, afirmó.

También confirmó que en Ecuador están revaluando “el redireccionamiento de los fondos de servicio universal (compuesto por el aporte del 1 por ciento de los ingresos de los operadores) para colocar al servicio del desarrollo de la conectividad de nuestros compatriotas y de las zonas rurales”.

En la apertura también participó el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien afirmó que ninguna sociedad puede alcanzar el desarrollo si está al margen de las tecnologías digitales. “Con más conectividad democratizamos el conocimiento y podemos interrelacionar más a nuestras comunidades”, puntualizó el mandatario.

Durante el encuentro, que se extenderá hasta el 26 de noviembre, se espera la aprobación de la Agenda Digital para América Latina y el Caribe eLAC 2022, dando continuidad a un proceso regional iniciado hace 15 años en el que se ha articulado una visión común sobre las tecnologías digitales y sus impactos en materia de desarrollo.

A su turno, Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal, afirmó que los tres retos regionales en la materia son: inclusión digital, la sostenibilidad ambiental, y cómo se logra una transformación digital productiva real.

“El desafío es avanzar en la visión de una agenda digital que permita fortalecer el proceso de recuperación regional tomando conciencia de los retos impuestos por la pandemia, y la reactivación económica. Considerando la importancia de promover un cambio estructural inclusivo”.

Para ello es clave, según Bárcena, las definiciones conjuntas y avanzar en un modelo de gobernanza digital que proteja los derechos económicos, sociales y laborales de la población y que impulse una economía y una transformación digital para el bienestar social.

La máxima representante de la Cepal dijo que para que las agendas digitales sean eficaces y eficientes se necesitan liderazgo claro y definición de roles y competencias; priorizar áreas y sectores para evitar iniciativas superpuestas; diagnosticar la oferta, incentivos y necesidades y determinantes de la inversión; oficinas de innovación y gobiernos digitales; visión de largo plazo; y análisis de la demanda con foco en la agregación para crear nuevos mercados y cadenas de valor.

Sobre este punto Bárcena aseguró que desde la Cepal apuestan a la creación de mercados regionales, pero éstos van a requerir estimular la confianza digital y bajar los costos transaccionales. “La agenda digital regional requiere apoyo técnico para el diseño de estrategias de mercado digital regional y articulación de estas estrategias entre los distintos bloques de integración como la Alianza del Pacífico, Mercosur, Mesoamérica”, detalló.