Ecuador | Reducción de precios en vehículos eléctricos e híbridos valorados en más de $ 35.000 se reflejará en 2022

La Ley Orgánica de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal elimina el impuesto a los consumos especiales (ICE) para los vehículos eléctricos e híbridos.

113

El Universo

Una mayor oferta de vehículos híbridos y eléctricos en el país sería el principal efecto de la exoneración del impuesto a los consumos especiales (ICE) que se aplica a este segmento con la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal.

La norma, que rige desde el 29 de noviembre, detalla la exención del tributo para estas nuevas tecnologías que cada año revelan modelos más atractivos y confortables. En Ecuador, actualmente, hay 11 opciones en unidades eléctricas y 20 en híbridos de diferentes marcas, entre ellas BYD, Toyota, Kia y Hyundai. El catálogo de prototipos es amplio.

Inicialmente, las marcas ofertaban más autos tipo sedán, pero en el último año se ha incluido a los SUV como el EV6 que lanzó la semana pasada Kia.

Para este segmento, antes de la ley, ya se contemplaba la exoneración de ICE para unidades de hasta $ 35.000, pero ahora se extiende a otras más costosas que antes se ajustaban a una tabla.

Por ejemplo, de acuerdo con el artículo 82 de la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno, los vehículos de hasta $ 40.000 pagaban el 8 % de ICE, mientras que los que superaban los $ 70.000 cancelaban 32 %. Ahora, con la nueva ley, esta gravación se extingue.

La variación en precios

Para Genaro Baldeón, presidente de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), la eliminación de esta carga tributaria abre paso a que crezca el mercado de nuevas tecnologías en el país.

El dirigente explicó que la reducción en precios para el consumidor se podrá reflejar a partir del 2022 y esta iría desde los $ 2.000 en promedio, pero para los vehículos con costos superiores a los $ 35.000. Actualmente, mencionó, en aquellas unidades que estaban por debajo de este monto los precios están ajustados y no tendrían variación en los próximos meses.

En cambio, un vehículo que costaba $ 80.000 tendría una reducción de al menos $ 20.000 con la ley. Es decir, podría llegar a unos $ 62.000 en precio de venta al público.

Un ejemplo es el modelo EV6 de la marca Kia. José Antonio Errazuriz, director comercial de la firma, explicó que este prototipo que estará disponible en 2022 ya ingresará con una reducción de precios gracias al beneficio. Con la exoneración, el EV6 costará en promedio $ 51.000, es decir, unos $ 24.000 menos que lo que iba a costar en principio.

Sin embargo, este tipo de modelos, que son más costosos, aún no tienen un peso fuerte en el catálogo de las marcas a escala nacional. De hecho, Hyundai tiene tres ejemplares híbridos que están por debajo de los $ 35.000. El Ionic, Sonata y Kona van desde los $ 27.000 hasta los $ 35.000.

“A mediano plazo se podrán traer modelos más equipados y superiores en precio a diferencia de los vehículos a combustión”, indicó Baldeón, quien añadió que al existir un mercado más amplio para las nuevas tecnologías habrá la introducción de una mayor oferta que empuje a bajar precios también en unidades más económicas.

De hecho, Kia señaló que hasta 2022 estima tener en su portafolio cinco modelos eléctricos y seis modelos híbridos.

El mercado en el país

Actualmente, las nuevas tecnologías tienen una pequeña cuota del mercado automotor: menos del 5 % de todas las ventas. Entre enero y octubre del 2021, el sector automotriz vendió 98.352 unidades de las cuales, 3.270 correspondieron a autos eléctricos e híbridos.

Los híbridos fueron los más adquiridos en ese periodo, según la Aeade. Para este segmento existirá una reducción considerable de carga tributaria ya que, a diferencia de los eléctricos, dejarían de pagar un impuesto de los dos que actualmente cancelan. Los híbridos pagaban, hasta antes de la ley, el impuesto al valor agregado (IVA) y el ICE.

Los precios de los vehículos híbridos van desde los $ 18.000 y en los eléctricos los valores van desde $ 8.600 como el modelo Zhidou D1 que es para dos personas.

El camino hacia una movilidad sostenible

La masificación de las electrolineras, de forma progresiva, para que sea viable recorrer distancias largas en vehículos eléctricos es una de las medidas adicionales que requiere el país para apuntar hacia una movilidad sostenible, dice Alfredo Samaniego, vicepresidente de la Asociación Ecuatoriana de Movilidad Eléctrica Sostenible (Asecmovel), quien aplaude que se hayan eliminado tributos para las unidades más amigables con el ambiente.

En el país se han instalado 62 estaciones de este tipo en supermercados, centros comerciales, entre otros, en seis ciudades. “Para complementar los beneficios se requieren medidas adicionales en infraestructura eléctrica para que sea integral el paso hacia la movilidad sostenible”, refirió.

Con el uso de estos vehículos, por ejemplo, el cliente puede ahorrar hasta un 50 % en el gasto por consumo de gasolina si conduce una unidad híbrida y hasta un 70 % en el caso de los eléctricos. Pero todo esto dependerá de la eficiencia del automotor.