Ecuador | Solo el 37 % de los escolares cuenta con Internet en casa

57

Expreso Vanessa López

A Lorena Castro le entristece ver cómo varios de sus alumnos no se conectan a sus clases por falta de Internet en casa. Ella, una joven profesora de la Escuela Particular de Educación Básica Galo Plaza Lasso, de Guayaquil, aún extraña las clases presenciales cuando podía observar de cerca los rostros de todos sus estudiantes y mantener el control del aula. Ahora, tras la pandemia de la covid-19, que obligó a profesores y estudiantes a migrar de lo presencial a las tutorías online, varios de sus chicos se atrasan en los deberes por falta de conectividad, aún, después de más de un año del inicio de la pandemia.

“Desde el año pasado (2020), cuando iniciamos las clases online, muchos estudiantes han tenido problemas en recibir las clases por no contar con Internet en sus hogares. Por eso, es necesario comprender la realidad del entorno de cada alumno y, por lo tanto, los maestros optamos en ser flexibles en la entrega de tareas. Las clases son grabadas, para que ellos puedan recibirlas en un ‘cyber’; y en muchas ocasiones tomamos horas externas de nuestro horario laboral, para conectarnos con los estudiantes que no asistieron”, explica la docente.

Varios alumnos de Lorena, forman parte del gran porcentaje que carece del servicio particular de internet en sus viviendas. De acuerdo a los datos de Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censo (INEC), en el país hay alrededor de 4 millones de escolares. No obstante, de acuerdo al último reporte de la organización humanitaria internacional World Vision, en el 2 de junio pasado, en el marco del Día Internacional del Niño, el 37 % de los escolares no tiene acceso a Internet. Un problema que persiste desde el año pasado y que motiva el retroceso de la educación en los niños.El informe ‘Diagnóstico sobre la situación de los derechos de las niñas, niños y adolescentes en el Ecuador, antes y después de la declaratoria de emergencia por covid-19’, basado en reportes de diferentes entidades del país, ratifica, que la crisis generada por la pandemia ha traído graves consecuencias para los niños. Lo que ha conllevado a la reducción de sus derechos. Esto, “debido a la sobrecarga de los sistemas de salud, el cierre prolongado de las escuelas, la pérdida de seguridad económica en los hogares, el riesgo de sufrir violencia y otras formas de explotación y el limitado acceso a la educación a través de medios virtuales”, detalla.El problema de que miles de niños no puedan acceder a la educación online, se desprende de la brecha digital existente en Ecuador. Pues a miles de familias no les alcanza el dinero para contratar paquetes de internet, un servicio, hoy en día fundamental, pero no público.

¿Cuál es la propuesta de las autoridades para reducir esta brecha digital?El actual presidente del país, Guillermo Lasso, consiguió que el Comité de Operaciones Emergentes (COE) nacional, avale su plan piloto de permitir el regreso a clase presencial de 1.301 unidades educativas, pero aún no afronta este problema directamente desde la conectividad.En diciembre del año pasado, Ecuador, en el Gobierno de Lenín Moreno, asumió la presidencia de la Agenda Digital para América Latina y el Caribe, eLAC 2022, con la misión de conectar a más de 240 millones de familias de América Latina y el Caribe que no tiene conectividad. La propuesta fue crear un fondo para aquello.Para el país, el gobierno de Moreno, consiente de esta brecha digital, prometió conectar 7 mil zonas wifi. Para aquello aprovecharían los espacios como 2.756 parques públicos; 2.523 escuelas y 523 edificios públicos. También tomarían el espectro vago de los canales de televisión que están en el aire, para transformarlo en un punto de internet. Y, con un acuerdo con la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) se instalarán puntos móviles de Internet en camionetas que recorrerían partes rurales de Ecuador donde es escaso este servicio.No obstante, seis meses después de esa promesa, el problema de la conectividad sigue afectando gravemente en la educación de los niños.