Reforma Jorge F. Negrete P.

El sistema educativo en su conjunto está en crisis, bajo fuego, en un proceso de replantear el modelo educativo bajo parámetros que no existían. Un regreso extraño a la normalidad. Al mismo tiempo, parte de la solución se encuentra en un sistema que ha funcionado bien desde hace 60 años con la educación a distancia y que se fortalece con el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación junto con las telecomunicaciones.

China fue el primer país que envió a 280 millones de chinos a estudiar bajo un sistema de educación a distancia por Internet. Llevó a replantear en muy pocas semanas la forma de ofrecer, supervisar y evaluar la educación en ese país. La UNESCO sostiene que 1,300 millones de estudiantes de todos los niveles están fuera de aulas y representan un reto para los sistemas educativos de todos los países.

Los funcionarios educativos padecerán cuestionamientos legítimos por parte de los padres de familia, alumnos y profesores. Al mismo tiempo, serán acusados con profunda injusticia dado el momento excepcional de crisis que vivimos. Señalar y criticar será fácil, proponer será difícil en estos momentos.

No obstante, hay decisiones que tienen que ver con el tipo de país que queremos ser y qué instituciones queremos fortalecer. Ahí, la política educativa se define como cercana a la rectoría del Estado o del mercado, a un fortalecimiento de la capacidad del servicio público o de la dependencia de las empresas privadas.

La semana pasada, el Presidente de la República anunció un regreso a clases vía la televisión: bien por la decisión. Indicó que se establecerá un sistema de redes de televisión que llevará todos niveles educativos básicos al territorio nacional: correcto. Señaló que a la capacidad de transmisión de los medios públicos se sumarían las redes de Televisa, TV azteca, Imagen TV y Multimedios. La compleja operación llevó a la intervención del IFT y el INE dentro del marco de sus facultades.

Esta decisión fue posible gracias a un legado de la Reforma de Telecomunicaciones que fue el llamado “apagón analógico” y que permitió el nacimiento de canales multiplexados dentro de las mismas frecuencias concesionadas. En una misma frecuencia se encuentran más canales y con mejor calidad que previo a la transición digital. Uno de estos canales será usado para llevar servicios educativos a todo el País.

¿Es una mala decisión del Gobierno federal? No. ¿Es la primera ocasión que se usa este sistema para brindar el servicio público de educación? No, Brasil, junto con México, tomaron esta decisión casi al mismo tiempo. La diferencia es que Brasil desarrolla su apagón analógico por partes.

¿Aprovechar los canales multiplexados de las redes privadas de televisión es una mala decisión? No. ¿Es racional usar las distintas redes de TV para prestar este servicio educativo? Sí. Este servicio tendrá un costo, ¿es correcto pagar a las cadenas de TV para usar un canal multiplexado vacío, bajo una concesión del Estado? Sí, si se desea un negocio para ellas. Tan lo es que, al día siguiente del anuncio, las acciones de un par de estas televisoras se incrementaron en la Bolsa. Se pagarán 450 millones de pesos hasta el 30 de noviembre de 2020 y se podrá renovar el siguiente año, 1,800 millones al año.

¿Fue la mejor decisión del Gobierno para llevar el servicio educativo a la población en general? No. El gobierno federal decidió pagar una renta de canales multiplexados a las redes privadas, que se extenderá los próximos años y que el mercado considera un ingreso, cuando pudo fortalecer el sistema de medios públicos, su infraestructura terrestre, satelital y vincularlo a esplendidos proyectos educativos por Internet y TIC. Pudo construir una infraestructura permanente y poderosa.

El Gobierno traicionó a los medios públicos. A cambio, vi a proveedores de servicios de radiodifusión junto al Presidente, sin conocer las bases de licitación o adjudicación directa de sus servicios al Gobierno, sin transparencia.

Presidente de Digital Policy & Law

Twitter @fernegretep

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here