EE. UU. abre investigación formal a piloto automático de Tesla

Luego de que se presentaran varios accidentes con el software de conducción parcialmente automatizado de Tesla en Estados Unidos, la agencia de seguridad automotriz inició una investigación formal sobre el piloto automático de la compañía de vehículos eléctricos.

271

El gobierno de Estados Unidos abrió una investigación formal sobre el sistema de conducción parcialmente automatizado del piloto automático de Tesla, luego de una serie de colisiones con vehículos de emergencia estacionados.

La investigación abarca 765 mil vehículos, casi todo lo que Tesla ha vendido en Estados Unidos desde el lanzamiento inaugural de sus modelos, en 2014. De los choques identificados por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) como parte de la investigación, una persona murió y 17 resultaron heridas.

La agencia asegura que, desde 2018, ha identificado 11 choques en los que vehículos Tesla en piloto automático o Control de Crucero Consciente del Tráfico han golpeado vehículos en escenas donde los socorristas han usado luces intermitentes, bengalas, un tablero de flechas iluminado o conos de advertencia de peligros.

Lee también: EE. UU. investiga accidentes con software de conducción autónoma de Tesla

Esta investigación es otra señal de que, bajo la presidencia de Joe Biden, la NHTSA está adoptando una postura más dura sobre la seguridad de los vehículos automatizados que durante las administraciones previas, pues anteriormente la agencia se mostraba reacia a regular la nueva tecnología por temor a obstaculizar la adopción de los sistemas que podrían salvar vidas.

La investigación abarca toda la línea actual de Tesla, que incluye los modelos Y, X, S y 3 de los años 2014 a 2021.

“La investigación evaluará las tecnologías y los métodos utilizados para monitorear, ayudar y hacer cumplir el compromiso del conductor con la tarea de conducción dinámica durante la operación del piloto automático”, asienta la NHTSA en un documento.

Por otra parte, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), que también ha investigado algunos de los accidentes de Tesla desde 2016, recomendó que la NHTSA y la compañía limiten el uso del piloto automático en áreas donde pueda operar de manera segura.

Este lunes las acciones de Tesla Inc. cayeron 4.3 por ciento.