EE. UU. emite restricciones al transporte aéreo para evitar interferencias con 5G

267

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos anunció nuevas restricciones para el transporte aéreo para evitar el uso de altímetros de radio (radares) y otros sistemas utilizados en maniobras de aterrizaje o en altitudes bajas donde las señales inalámbricas 5G podrían interferir con los instrumentos.

“La FAA cree que la expansión de 5G y la aviación coexistirán de manera segura. Hoy dimos un paso importante hacia ese objetivo al emitir dos directivas de aeronavegabilidad para proporcionar un marco y recopilar más información para evitar efectos potenciales en el equipo de seguridad de la aviación”, señala la oficina gubernamental en un comunicado.

La medida está enfocada en evitar interferencias entre las redes 5G desplegadas en la banda C (3.7-3.98 GHz) y los equipos de radio utilizados en las aeronaves. Se estima que la medida afectaría a cerca de 6 mil 834 aviones en el territorio de Estados Unidos con un costo estimado de 580 mil dólares para el cumplimiento de la nueva medida, según estimaciones de la propia FAA.

Otra medida similar, enfocada en helicópteros, se estima que afectará a mil 828 de estas aeronaves, con un costo total de 155 mil 380 dólares.

En marzo de 2020, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) liberó el uso de la llamada banda C para servicios de comunicación inalámbrica. De acuerdo con lo establecido por la Comisión, los primeros despliegues ocurrirían en los 100 MHz inferiores de la banda (3.7-3.8 GHz) en 46 mercados a partir del 5 de diciembre de 2021; sin embargo, la FAA no espera que el despliegue real comience sino hasta el 5 de enero de 2022.

Aunque se espera que la banda se utilice principalmente para el despliegue de redes móviles 5G, la FAA advierte que otras tecnologías utilizadas también están dentro del alcance de la nueva directiva, “ya que introducirían el mismo riesgo de interferencia de radioaltímetro que la banda C 5G”.

La directiva proviene de los trabajos realizados por la 5G Task Force, formada por la Comisión Radiotécnica para la Aeronáutica (RTCA, por sus siglas en inglés), encargada de buscar los riesgos de interferencia y rendimiento entre redes 5G y equipo aeronáutico. 

La RTCA concluyó que existe “un riesgo importante de que los sistemas de telecomunicaciones 5G en la banda 3.7-3.98 GHz causen interferencia dañina a los altímetros de radar en todo tipo de aeronaves civiles, incluidos los aviones de transporte comercial; aviones de aviación comercial, regional y general; y helicópteros de transporte y de aviación general”.

Esta nueva medida podría provocar interrupciones en algunas rutas de vuelo que involucran condiciones de baja visibilidad donde los pilotos generalmente deben confiar en los altímetros de radio para aterrizar de manera segura, dijo la FAA.

Al caracterizar las órdenes como urgentes, la FAA pasó por alto el típico proceso de retroalimentación del público al emitir las restricciones.

La FAA planea emitir órdenes más específicas en el futuro que identificarán qué aeropuertos se verán afectados por las restricciones, con base en información compartida por los propios operadores de telecomunicaciones, sobre antenas en la banda C instaladas cerca o en aeropuertos.

CTIA, un importante grupo de comercio inalámbrico, ha dicho que otros países ya utilizan de forma segura las ondas de banda C para 5G y que “cualquier retraso en la activación de este espectro pone en peligro la competitividad de Estados Unidos y pone en peligro nuestra capacidad para asegurar el liderazgo global de 5G”.