Efecto pandemia: cayeron ingresos e inversiones de los operadores españoles en 2020

254

Con la pandemia como contexto, España sufrió en 2020 una “contracción muy pronunciada de la actividad económica que no se observaba hace más de 80 años” y el sector TIC, aunque demostró ser esencial, no logró ser ajeno a esta realidad. Esa parece la conclusión más rotunda del informe que acaba de presentar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que da cuenta de una baja en los ingresos de los operadores, que redundó de una caída en sus inversiones.

Los ingresos minoristas se ubicaron en 23 mil 346 millones de euros, la cifra más baja de la última década, y un 6.3 por ciento menos que lo informado en 2019. La caída más relevante se dio en el segmento de telefonía fija (-13.4%) y en servicios audiovisuales (-11.9 %), entre otros segmentos de menor relevancia. Los segmentos de banda ancha, fija y móvil, fueron los únicos que presentaron un incremento interanual y aportaron, en conjunto, el 42 por ciento de la facturación total del sector.

Sólo dos empresas obtuvieron en 2020 ingresos minoristas más altos que el año anterior: MásMóvil, cuya facturación creció por encima del 20 por ciento, y Euskaltel, con aumento de 1.9 por ciento. Se trata justamente de dos empresas que ultiman detalles para su fusión. Mientras tanto, Telefónica reportó una baja de 7.2 por ciento, Vodafone de 7.6 por ciento y Orange de 8.1 por ciento. También está en la lista Atresmedia, con 14.1 por ciento menos facturación en la comparación interanual, y Mediaset (-17.1%).

Por otro lado, los ingresos por servicios mayoristas rompieron la tendencia de años anteriores y cayeron 0.9 por ciento hasta 9 mil 270 millones de euros. La facturación por contenidos audiovisuales fue el ítem que más descendió, con una tasa negativa del 15 por ciento. El motivo de esta caída fue sobre todo por los derechos del futbol, cuyos ingresos se redujeron a la mitad respecto al año anterior porque no se disputaron partidos de La Liga durante una parte del año por las reestricciones que corrieron a causa de la pandemia.

La inversión anual se ubicó, en tanto, en cinco mil 024 millones de euros –incluyendo espectro–, un 13 por ciento más bajo que lo informado un año atrás. Las cifras individuales, que no incluyen espectro, muestran que Orange, Vodafone y Euskaltel aumentaron sus cifras, un 12.6 por ciento, 12 por ciento y 17.5 por ciento, respectivamente, mientras que Telefónica la redujo un 15.1 por ciento. También la disminuyó, un 17.5 por ciento interanual, MásMóvil, “después de haber registrado incrementos muy significativos desde su aparición como grupo en 2017”, indicó el regulador en un comunicado.

Al cierre del año pasado, en tanto, se registraron un total de cinco mil 095 equipos de radio que proveían 5G basada en estándar NSA –la cifra creció en la primera mitad de este año– frente a las 237 desplegadas a diciembre de 2019. El porcentaje de población con acceso a redes 5G varía en casi 50 puntos según la población que se considere, aunque los registros de ese tipo ya fueron actualizados por el regulador en informes posteriores. El año pasado terminó, en tanto, con 56 mil 253 radiobases 4G, 61 mil 872 3G y 48 mil 861 de 2G.