A pesar de que la pandemia de Covid-19 tuvo un impacto limitado en los ingresos operativos y el flujo de caja, las ventas de Ericsson en el primer trimestre del año bajaron un 2 por ciento (en valores ajustados a las divisas) a 49 mil 800 millones de coronas suecas ó 4 mil 934 millones de dólares. La cifra es un 1.7 por ciento más en términos reportados, con respecto al valor registrado en el mismo periodo del año pasado.

En este primer trimestre, el beneficio neto bajó un 5 por ciento, a 227 millones de dólares.

El margen bruto, excluyendo los cargos de reestructuración, mejoró a 40.4 por ciento, contra un 38.5 por ciento reportado en el mismo periodo de 2019. Pero los ingresos por explotación cayeron un 12 por ciento, a 425 millones de dólares.

Dividido por unidades de negocio, las ventas de Redes subieron un 5 por ciento a 3 mil 475 millones de dólares; las de Servicios Digitales bajaron un 6 por ciento a 722 millones de dólares; las de Servicios Gestionados decrecieron un 2 por ciento a 564 millones de dólares; y las ventas de Negocios Emergentes cayeron un 11 por ciento a 158 millones de dólares.

Norteamérica es el mercado que tuvo mayor crecimiento en el primer trimestre, con ventas por mil 772 millones de dólares, lo que supone un alza del 11 por ciento. Los ingresos en Europa y América Latina bajaron un 7 por ciento interanual.

“Ericsson entregó un resultado sólido durante el primer trimestre, con un impacto limitado de la pandemia de Covid-19. Un indicador importante de la ejecución de nuestra estrategia es la mejora en el margen bruto”, explicó Börje Ekholm, presidente y CEO de Ericsson.

El ejecutivo agregó que esperan que la industria “muestre resistencia en toda la pandemia y estamos bien posicionados con una oferta competitiva de productos 5G y una estructura de costos. Existe incertidumbre a corto plazo en torno a los volúmenes de ventas debido a Covid-19 y la situación macroeconómica”.

La compañía destacó que su tecnología ya se usa en 29 redes 5G que están operativas, confirmó que “uno de los operadores en China” utilizará sus equipos para el despliegue de la nueva red y espera que la fusión de operadores en Estados Unidos genere un mayor impulso de 5G.

Sin embargo, Ekholm manifestó su preocupación por el retraso de las inversiones 5G en Europa: “Esto significa que Europa puede quedarse atrás en una infraestructura digital crítica para el futuro. La criticidad de la infraestructura digital se ha evidenciado aún más durante la pandemia. Creemos que los gobiernos deberían alentar las inversiones en 5G como una forma de reiniciar las economías”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here