Según la Cuenta Pública 2019, documento presentado por la ministra de Transporte y Telecomunicaciones de Chile, Gloria Hutt, el cable submarino “Puerta Digital Asia-Sudamérica” podría estar listo para servicios a partir de 2022.

Este dato es uno de los resultados del estudio de factibilidad económica, técnica y legal del proyecto, que fue encargado al consorcio de consultoras TMG/WFNS. El estudio también sugirió que la infraestructura cuente con una demanda inicial de 5.1 Tbps y crezca a 247 Tbps para 2042.

También se proyecta que la demanda disruptiva aumentará a una tasa de crecimiento anual compuesta del 29 por ciento para el periodo comprendido entre 2022 y 2042, superando la demanda tradicional en 2029.

Sobre las posibles rutas se identifica a Japón, Hong Kong, Singapur y Australia como los destinos más apropiados para aterrizar el cable submarino. Dada la distancia, será necesario considerar un punto intermedio de aterrizaje, donde Nueva Zelanda, Polinesia Francesa y Hawái aparecen como las mejores alternativas.

Por último, la solución técnica sugiere que la capacidad del sistema sea de 10 Tbps por par de fibra (100 longitudes de onda de 100 Gbps), según los sistemas que han entrado en operación recientemente.

Otros avances de la cartera en 2019. En el informe Cuenta Pública 2019 también se destaca la promulgación de iniciativas como la Ley Chao Cables, los avances en la implementación de la nueva generación de conexión de Internet 5G y la eliminación del roaming a Argentina, Perú, y Brasil.

En cuanto a 5G, el informe destaca que durante 2019 se trabajó en la elaboración de la norma técnica para concursar el espectro en 700 MHz, AWS, 3.5 GHz y 28 GHz, y se destinaron 50 MHz en la banda de 3750-3800 MHz para servicios privados 5G de uso esencialmente industrial.

La ministra Hutt se refirió a las iniciativas de despliegue de fibra óptica, como el proyecto Fibra Óptica Nacional (FON) que desplegará esta infraestructura a 186 comunas en el país y con un subsidio de 86 mil millones (101 millones de dólares), y que ya fue adjudicado en casi su totalidad en abril pasado a WOM.

También destacó los avances del proyecto Fibra Óptica Austral, que conectará a las tres regiones del extremo sur del país a través de alrededor de 4 mil 500 kilómetros de troncales submarinas y terrestres de fibra, acercando la conectividad a rincones que hoy contaban con nula conectividad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here