El CEO de Apple compara la descarga de ‘apps’ en Android con conducir sin airbag

116

ABC

La App Store se ha convertido en uno de los negocios más boyantes con los que Apple cuenta en la actualidad. A pesar del creciente escrutinio y las acusaciones de monopolio, la tecnológica de la manzana sigue empeñada en mantener sus iPhone y iPad cerrados a la descarga de ‘apps’ desde tiendas que no oficiales. Así lo ha vuelto a dejar claro Tim Cook, director ejecutivo de la compañía, en el evento ‘Deelbook’ celebrado por ‘The New York Times’, según recoge el medio especializado ‘ Mac Rumors‘.

Cook, que cumplió hace unos meses 10 años al frente de Apple, afirmó que, actualmente, los usuarios tienen en su mano apostar por dispositivos seguros o, por el contrario, acceder a una mayor cantidad de aplicaciones; aunque sea poniendo en riesgo la seguridad de sus terminales.

«Si quieres descargas, puedes comprar un teléfono Android. Esa opción existe cuando vas a la tienda del operador. Si eso es importante para ti, entonces debes comprar un teléfono Android», afirmó el ejecutivo.

«Desde nuestro punto de vista, sería como si yo fuera un fabricante de automóviles y le dijera (a un cliente) que no coloque airbags ni cinturones de seguridad en un coche. Nunca pensaría en hacer eso actualmente. Es demasiado arriesgado. Por tanto, no sería un iPhone si no maximizara la seguridad y la privacidad», continuó Cook.

Privacidad (y beneficios)

Esta no es la primera vez que Apple recurre al argumento de la privacidad para justificar la prohibición de la descarga de aplicaciones desde tiendas que no sean la App Store, algo que sí que es posible en Android. Hace apenas unos meses, la compañía realizó un comunicado en el que sacaba a relucir su trabajo para mantener sus dispositivos libres de amenazas y recordaba los riesgos de abrir su ecosistema a terceros.

«Permitir la descarga lateral degradaría la seguridad de la plataforma iOS y expondría a los usuarios a graves riesgos de seguridad no solo en las tiendas de aplicaciones de terceros, sino también en la App Store. Debido al gran tamaño de la base de usuarios de iPhone y los datos confidenciales almacenados en su teléfonos (fotos, datos de ubicación, información de salud y financiera) se provocaría una avalancha de ataques contra la plataforma», se sostenía desde la empresa.

Más allá de la privacidad, Apple no niega que las comisiones que consigue gracias a las aplicaciones -que se mueven entre el 15 y el 30% de lo que paga el usuario al desarrollador de turno- tienen su peso a la hora de mantener esta política. Así lo reconoció Tim Cook, su director ejecutivo, durante el juicio que enfrentó a la firma con Epic -la creadora de ‘Fortnite’- durante la pasada primavera. El sucesor de Steve Jobs apuntó que en caso de que Apple permitiese sistemas de pago alternativos «renunciaríamos al rendimiento total de nuestra propiedad intelectual», lo que obligaría a la firma a «idear otro sistema para facturar a los desarrolladores, lo que creo que sería un desastre».

Solo durante el primer semestre del presente año, la tecnológica ha conseguido gracias a la App Store unos ingresos de 41.500 millones de dólares, según las estimaciones de Sensor Tower. Más de la mitad de ese montante, 26.000 millones, procede de los videojuegos.