El CEO de Intel cree una que la escasez de chips no terminará hasta 2023

Pat Gelsinger, máximo responsable de Intel, espera que la situación mejore gradualmente en los próximos meses, pero no será hasta 2023 cuando la escasez de chips se apacigüe completamente.

189

Hipertextual-Rubén Chicharro

Pat Gelsinger, CEO de Intel, cree que la escasez de semiconductores no finalizará pronto. El directivo ha hablado sobre el futuro de la compañía a en una entrevista a CNBC, tras anunciar los resultados del tercer trimestre de 2021 que, además, reflejan una caída interanual del 2% en Client Computing Group, la división de procesadores de Intel, a causa de los mencionados problemas de suministro. Así como una caída del 5% en la venta de ordenadores portátiles.

Gelsinger, en relación a la escasez de chips, asegura que ahora se encuentran en el peor momento, pero que durante los próximos meses irán “mejorando gradualmente” hasta terminar con un “equilibrio entre la oferta y la demanda” a partir de 2023. El máximo responsable de la compañía atribuye los negativos resultados de su división de procesadores a un “conjuntos de coincidencias” causadas por el bajo stock de algunos componentes necesarios para la fabricación de portátiles.

Parte del problema de suministro en los semiconductores, está causado por una alta demanda de ordenadores y portátiles, la cual aumentó considerablemente durante la pandemia. Gelsinger no se muestra tan optimista como Lisa Su, CEO de AMD, que aseguran (vía The Verge) que la escasez de chips apaciguará en 2022. Según el directivo de Intel, la alta demanda en estos continuará. “Creemos que el negocio de PC ahora es estructuralmente más grande, un tipo de negocio de un millón de unidades al día”, asegura.

Intel busca soluciones para hacer frente a la escasez de chips

Intel / Intel compraría SiFive por 2.000 millones de dólares

La empresa de Pat Gelsinger, eso sí, cuenta con una gran estrategia para combatir la escasez de semiconductores. En septiembre, Intel confirmó una inversión de 80 millones para expandir la producción de procesadores a Europa. La compañía, además, planea ampliar su modelo de negocio fabricando o ensamblando procesadores de otros fabricantes, según comenta el citado medio.

Intel, por otro lado, puede presumir de un buen crecimiento en otras áreas. En la división de Centro de Datos sus ingresos han aumentado en hasta un 10% frente al mismo periodo del año anterior. En el negocio de PC de escritorio, además, la compañía refleja unas ganancias un 30% mayores respecto al Q3 de 2020. Destaca el crecimiento en el el área de Internet Of Things, con un aumento del 54% frente al tercer trimestre de 2020.