Cnnexpansión Eréndira Reyes

De acuerdo a eMarketer, el eCommerce en México representa el 1.9% de las ventas totales de retail, lo que deja al país con un reto imponente por delante, pues al compararlo con países como China, donde el comercio electrónico representa el 29% de las ventas de retail, se vislumbra una brecha que no se ha logrado acortar en los últimos años, aún con el esfuerzo de muchos de los participantes de este ecosistema.

Por ello la Asociación Mexicana de Venta Online puso a disposición un decálogo donde se ponen en la mesa las estrategias que puede seguir la industria, los gobiernos e incluso los usuarios de este ecosistema.

1) Cambiar la cultura de emprendimiento

“La competitividad de los negocios depende del acceso que éstos tengan a las nuevas tecnologías, los datos y a la capacidad de operar” indicó Pierre-Claude Blaise, director general de la AMVO, por ello es que desde gobierno y empresas se tiene que fomentar un entorno más competitivo, donde no exista desequilibrio entre las regiones y se fomente una cultura de empresas nativas digitalmente.

Sin embargo uno de los factores que influirá directamente en este sentido, de acuerdo al decálogo, es la apertura de incubadoras o institutos que estén enfocados en este objetivo.

2) Brecha financiera

“Impulsar la bancarización por un lado, así como la adopción de nuevas tecnologías de pagos electrónicos, es una puerta importante hacia una nueva etapa en el comercio electrónico, en el caso de México resulta urgente, ya que el 63% de la población entre 18 y 70 años no tiene una cuenta bancaria” indicó Guillermo Varela, presidente de la Cámara de Economía Digital Uruguaya (CEDU) y quien compartió algunas cifras que vivieron en Uruguay, en el tema de bancarización.

“La brecha financiera va de la mano con la economía digital, donde en México se tienen tres desafíos claros, recopilar una identidad biométrica, garantizar sistemas seguros y antifraude y blanquear la economía, este último factor tiene que ver con incluso regular a sistemas financieros y comercios muy grandes, lo que podría llevar más de cuatro años” apuntó Carela.

3) Pagos sin fricción

De acuerdo a la AMVO, sólo el 64% de las transacciones que se hacen en línea son aceptadas, pues en su mayoría son clasificadas como “transacciones inusuales”, esto deja a las empresas con un problema mayor, pues de este 64%, 49% de los usuarios insiste en hacer la compra con un método distinto, mientras que 27% desiste de comprar.

“Los contracargos siguen siendo un problema donde se involucra en mayor medida a los negocios, debemos equilibrar las responsabilidades en las responsabilidades que implica un contracargo y dar una mejor solución ante un problema. A veces incluso con describir un cargo de forma errónea contribuye a que el usuario no vuelva a confiar en el comercio” precisa comunicado de la AMVO.

4) Trabajar en la seguridad en línea

91.4% de las resoluciones son favorables para el consumidor y de hecho Profeco recibe en promedio sólo 1,500 quejas en materia de ecommerce de las 3 millones de quejas que se registran en la Condusef, “sin embargo la percepción de los usuarios ante un posible fraude siguen permanentes, aspecto que debe cambiarse comunicando de parte de las empresas y gobierno, un entorno cercano a la realidad y no un entorno alarmista” señaló Claude-Blaise.

5) Logística

Una de las oportunidades que ve la AMVO es la modernización de un sistema en el país: el servicio postal mexicano (Sepomex), pues de acuerdo a los especialistas, éste tiene las herramientas, al personal y la infraestructura para proveer de un buen servicio al entorno de comercio electrónico nacional.

“Acá el mayor reto que vemos y que padecemos es el tema de inseguridad, pues existen zonas del país donde se tiene registro de robos. Uno de los tramos más conocidos es el de Puebla- Veracruz, donde se han tenido que idear nuevos métodos de logística” precisó Renato Guerra, country manager de Privalia.

6) Combatir la brecha de talento

De acuerdo al Global CEO Survey México de la consultora PwC, el 67% de las organizaciones tienen dificultades para contratar nuevo personal en sus oficinas y la principal razón de esta complejidad es el déficit de trabajadores calificados. Aspecto que, de seguir así, representará un reto en las empresas de comercio electrónico que quieran crear innovaciones y patentes.

7) Facilitar la auto regulación

“Replantearnos las regulaciones, desde una perspectiva más cercana a la realidad de estos días en donde la tecnología avanza mucho más rápido, sugiere plantearnos normas, acuerdos y regulaciones flexibles, enfocadas en el empoderamiento de los consumidores; así como el fomento a la autorregulación por parte de las empresas. Además, es necesario garantizar el cumplimiento de las normas existentes antes de atacar nuevos conflictos que

requieran crear nuevas leyes. Sobre todo es necesario que quienes diseñan estas leyes se mantengan en continua comunicación con quienes conforman la industria” precisa el decálogo de la AMVO, de donde ponderan temas de cercanía entre gobierno e industria con el fin de escuchar a todos los actores del ecosistema.

8) Desarrollo tecnológico apoyado

Según un estudio de la OCDE, México registró un gasto interno bruto en investigación y desarrollo de 11,683 millones de dólares, lo que representa apenas 1% del total invertido en los 37 países miembros que integran a la organización. Lo que en un futuro cercano podría replantear una baja en la competitividad del país si se mantiene esta tendencia.

9) Conectividad digital

Aunque 61.1% de los mexicanos posee una conexión a internet, de acuerdo a eMarketer, México se ubica por debajo del promedio en cuanto al porcentaje de conexiones de fibra del total de banda ancha fija, esto de acuerdo a la OCDE.

“En el comercio electrónico ya no estamos hablando de transacciones B2B, estamos hablando de una experiencia directa donde el consumidor debe tener una buena experiencia de navegación y donde se pueden perder ventas por este factor” puntualizó el directivo de la AMVO.

10) Fomentar la economía colaborativa

Modelos como los retomados por Airbnb o Uber son distintos métodos de negocio que los comercios electrónicos pueden aprovechar, sin embargo, de no apoyarlos y regularlos se podría perder un sector que está en bonanza. Acorde al Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), para 2025 el valor de la economía colaborativa será de 335 mil millones de dólares, sólo en Estados Unidos, por lo que dejar fuera a estos actores podría representar pérdidas para las transacciones en línea.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here