El País

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, ha advertido este jueves de que la implantación de la red 5G en España afectará a la ciberseguridad, aunque ha augurado que los riesgos serán superados con éxito gracias al desarrollo tecnológico nacional. “Nuestra seguridad va a sufrir aún más”, ha avisado Sanz Roldán en su comparecencia en una mesa redonda la Feria Internacional de Defensa (FEINDEF), y ha afirmado que es preciso estar preparados y alerta para ser capaces de aprovechar la revolución y generar confianza.

En su intervención, Sanz Roldán ha subrayado que el único error que un militar no se puede permitir es “apreciar mal la situación”, por lo que ha animado a permanecer alerta a los riesgos y oportunidades que brinda la revolución tecnológica para saber beneficiarse de ella.

El general ha explicado que la velocidad y sofisticación de los cambios tecnológicos provocan una gran inseguridad y la “ruptura de la confianza, especialmente en que lo que vemos, percibimos y nos dicen es cierto”. De esta forma, ha apuntado como ejemplo que la población está cada vez menos segura de si los procesos electorales han sido viciados o si los servicios básicos sufrirán una disrupción premeditada ya que “desestabilizar a través de la red es sencillo y barato”.

Por eso, ha señalado que la misión de los expertos en seguridad debe ser “moverse en el progreso con confianza, aprovecharlo y generar confianza” y no solo dedicarse a “poner puertas o vallas” de seguridad. “Estamos aquí para que las fichas se muevan en el tablero como se deben mover; deben estar informadas y tener capacidad para situarse solas en el tablero. Ese es el objetivo básico”, ha dicho.

A su vez, el general Sanz Roldán ha ensalzado la preparación tanto técnica como humana que tiene España en ciberseguridad y ha puesto el ejemplo la red de fibra óptica, que España es más extensa que la de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Portugal juntas. Mientras que en Alemania la fibra óptica llega al 8% de su territorio, en España abarca el 80%. “Estamos bien situados, tenemos la infraestructura adecuada y un sistema de gobernanza (de la ciberseguridad) humilde, pero que está funcionando”, ha animado. 

Estas declaraciones se producen un día después de que Huawei confirmara continuar con el despliegue del 5G en España, pese al bloqueo de Donald Trump. Concretamente, el fabricante chino aseguró que los operadores españoles no han suspendido ningún contrato del 5G, por lo que dará cobertura a Vodafone en el lanzamiento del 5G este verano en siete capitales este (Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Málaga, Zaragoza y Valencia), en el que será el pistoletazo de salida comercial del 5G en España. Además, Huawei ejecutará los dos proyectos piloto elegidos por Red.es, el organismo público encargado del desarrollo tecnológico, para recibir subvenciones del Plan Nacional 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here