Ámbito – Diego Nagy

Desde el punto de vista regional, nuestro país tiene una buena plaza en lo que a telecomunicaciones se refiere, bien posicionada y competitiva en cuanto a costos, infraestructura y recursos. Tenemos más de un 55% de penetración de internet en los hogares (ancho de banda fijo). El Índice Internet Inclusivo 2019, elaborado por The Economist, posiciona a Chile como el país con mejor penetración de red en Latinoamérica, le siguen Brasil, Argentina, Colombia y México. El estudio contempla diferentes indicadores como disponibilidad, asequibilidad, relevancia y capacidad.

Sin embargo, todavía hay varios espacios e industrias para potenciar, que pueden sumar desarrollo y expansión a la región. En este sentido, podemos mencionar zonas agroindustriales, por ejemplo, donde el sector de las telecomunicaciones tiene mucho para ofrecer y puede facilitar la transformación tecnológica y digital. Lo mismo sucede con la medicina, educación, utilities y gobierno, entre otros. Es fundamental para esto lograr acuerdos sinérgicos para proyectar mejoras y nuevos negocios. La transformación digital es más que herramientas tecnológicas, implica un cambio en el liderazgo, en la cultura y en la relación con los clientes y colaboradores.

Las empresas están atravesando un proceso de transformación y adaptación a los diferentes cambios y se enfrentan a una serie de desafíos a los que se tienen que sobreponer. Principalmente deben mejorar la competitividad, ganar más mercado y clientes, pero sin perder de vista algo muy importante: mantener el buen nivel, tanto de conectividad como de soluciones de valor agregado que puedan ofrecerles a los clientes un portafolio de productos coherente con sus necesidades.

A nivel mayorista de datos o provisión de internet, el sector se torna cada vez más competitivo, estrecho y difícil de proveer con las mismas condiciones. Hay que estar en constante búsqueda de nuevas posibilidades y empezar a explotar capacidades de nicho. Aquí el objetivo principal es ofrecer en particular un producto o servicio determinado que responda a las necesidades específicas de cada cliente. Para ello, es muy significativo el contacto permanente y personalizado, así como el trabajo en equipo.

Argentina en particular, y el mundo en general, debe esforzarse por entender y captar cuáles son los requerimientos más divergentes de los usuarios, que se alejan cada vez más de las prestaciones tradicionales, para luego presentar soluciones a tal fin. Es importante comprender la problemática actual, posicionarse de la mano de la industria del Software y vincular recursos rápidamente.

Debemos aprovechar la exigencia de la transformación digital para encontrar el rumbo de las compañías actuales y adaptarse a los cambios repentinos de la industria, proveer conectividad e invertir en regiones que aún no están cubiertas de servicios con el fin de posibilitar el acceso en condiciones cada vez más equitativas. Es importante enfocarnos en los nuevos desafíos de las industrias tecnológicas y luego proveerles con soluciones de valor, siempre acompañado y garantizando un nivel adecuado de precios según la prestación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here