El futuro de la salud es digital

0
720

La salud digital es un nuevo concepto que pretende usar la tecnología para mejorar el bienestar de las personas; abarca desde wearables y aplicaciones móviles hasta Inteligencia Artificial y registros electrónicos.

El objetivo de este sector en crecimiento es prevenir enfermedades y ayudar tanto a pacientes, médicos e investigadores, para monitorear y controlar enfermedades crónicas, reducir costos de la atención médica, así como adaptar medicamentos a necesidades particulares.

Empresas interesadas en salud digital

Las principales empresas de tecnología han encontrado un nuevo camino al involucrarse en la salud digital.

Google, por ejemplo, ha lanzado dispositivos portátiles de monitoreo como Google Wear y Fit, también gracias a su unidad de Inteligencia Artificial: DeepMind, han comenzado a identificar signos de enfermedades oculares.

Por su parte, Apple se ha concentrado en crear un ecosistema de salud que ayude tanto al consumidor como a médicos; con las nuevas características del Apple Watch 4 (detección de ECG y caídas), también creando registros electrónicos como Health Records y ResearchKit.

Amazon ha incrementado sus esfuerzos en el sector, al comprar una compañía que distribuye medicamentos, con la cual planea mejorar la atención médica en Estados Unidos.

Las principales tendencias en salud digital

El principal auge de la salud digital comenzó con el lanzamiento de dispositivos que permiten a los usuarios recopilar fácilmente datos como la actividad física; en poco tiempo surgieron aplicaciones que ampliaron el rango de datos que podían monitorear los usuarios, tales como el sueño o la salud reproductiva.

El futuro dicta que las aplicaciones y dispositivos tengan un respaldo médico, además de agregar nuevos sensores y funcionalidades que puedan atender problemas como la glucosa o presión sanguínea, e incluso los efectos secundarios de medicamentos.

Se prevé que el mercado de salud móvil genere 189 mil millones de dólares para 2025.

El futuro de los datos

Una de las principales ventajas de la salud digital es la cantidad de datos e indicadores que se están generando en todo el mundo, datos que si son bien tratados podrán ayudar a investigadores a descubrir conexiones entre enfermedades y los estilos de vida de las personas, ayudando a reducir las probabilidades de sufrir una determinada afección médica.

Un ejemplo es el reciente estudio de Apple para la función ECG del Apple Watch 4, el cual reunió a 400 mil personas, un número muy por encima de lo que la mayoría de instituciones pueden manejar en sus investigaciones.

En cuanto a la regulación

La regulación siempre suele ser un obstáculo para cualquier tecnología; sin embargo, la FDA ha acelerado el proceso para certificar nuevos productos, al lanzar en 2017 su “Plan de acción de salud digital”, que pretende implementar una legislación para la salud digital, además de presentar un programa de precertificación para ciertos desarrolladores.

Por otro lado, en Europa la Regulación de Dispositivos Médicos entrará en vigor en 2020 y renovará la legislación que regula productos de salud digitales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here