En un intento por prevenir la propagación del coronavirus (COVID-19), las compañías de todo el mundo han intensificado el trabajo en casa. Sin embargo, la práctica puede traer una serie de riesgos para la empresa si no tiene una política de seguridad de la información correcta y un sistema de protección adecuado para el entorno digital actual.

Según un estudio desarrollado por Kaspersky con la consultora CORPA, el 75 por ciento de los latinoamericanos tienen una computadora portátil sólo para el trabajo y, entre estas personas, un 30 por ciento se conecta a redes Wi-Fi públicas cuando están fuera de la oficina. De las personas que usan una red inalámbrica abierta, sólo un 8 por ciento dice que se conecta a través de una red privada virtual (VPN).

El mismo estudio mostró que un 44 por ciento de los encuestados trabaja en lugares con políticas de seguridad corporativas sobre el uso de smartphones y tabletas, mientras que el 35 por ciento se encuentra en empresas sin reglas al respecto, y un 21 por ciento desconoce cualquier orientación implementada.

“El coronavirus no sólo está poniendo a prueba la salud de las personas, sino que los ciberdelincuentes también lo utilizan como cebo para propagar malware. Si, por un lado, el aumento en el trabajo remoto ayuda a proteger la salud de los trabajadores, por el otro, los delincuentes intentan aprovechar el interés en la información sobre la enfermedad, ocultando archivos maliciosos en documentos supuestamente relacionados con este brote”, explica Dmitry Bestuzhev, director del equipo de investigación y análisis latinoamericano de Kaspersky.

Recomendado: Amazon, Facebook y Microsoft recomiendan teletrabajo para prevenir coronavirus

En este contexto, el experto dice que es esencial que las empresas vuelvan a examinar sus sistemas de seguridad y su política de acceso remoto a la red corporativa, además de alentar a sus empleados a ser cautelosos en los días de oficina en casa.

“Las empresas deben comunicarse con sus empleados y explicar claramente los riesgos a los que ellos y la organización están expuestos si no se toman las medidas de seguridad necesarias al conectarse a Internet fuera de la red de la empresa o al hacer clic en enlaces sospechosos y abrir correos de remitentes desconocidos”, enfatiza Bestuzhev.

Así que si los empleados realizarán trabajo online desde casa, Kaspersky ofrece los siguientes consejos para reducir incidentes que afecten a las empresas:

  • Proporcionar una VPN para que los equipos se conecten de forma segura a la red corporativa.
  • Restringir los derechos de acceso para los usuarios que se conectan a la red corporativa.
  • Educar a los equipos sobre los peligros de responder a mensajes no solicitados y acceder a enlaces o descargar archivos de origen desconocido.
  • Instalar las últimas actualizaciones del sistema operativo y las aplicaciones.
  • Proteger todos los dispositivos de la empresa, incluidos smartphones, computadoras portátiles y tabletas, con una solución de seguridad adecuada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here