El nuevo T-Mobile, si se aprueba su propuesta de adquirir a Sprint en Estados Unidos, comprará más espectro como resultado de la fusión, dijo el CEO de T-Mobile, John Legere.

Durante su declaración en una audiencia del Subcomité Antimonopolio de la Cámara de Representantes, Legere dijo que actualmente T-Mobile está participando en una subasta de espectro, pero habrá mucho más espectro que se necesite, además de lo que se obtendrá con la unión de los dos operadores móviles.

“La importante cantidad de espectro que necesitamos para dirigir esta nueva empresa provendrá de la integración de las carteras de espectro de banda baja, banda media y banda alta que tenemos, pero que, a medida que avanza 5G, habrá necesidad de comprar” más espectro y hay subastas gubernamentales en las que están involucrados, agregó Legere.

En la audiencia también testificaron el Presidente Ejecutivo de Sprint, Marcelo Claure, y los opositores a la fusión, incluidos los Trabajadores de Comunicaciones de América (CWA, por sus siglas en inglés), la Asociación Inalámbrica Rural (RWA) y otros.

A lo largo de la audiencia del martes, los ejecutivos de T-Mobile y Sprint fueron interrogados sobre sus planes para bajar los precios y contratar a más trabajadores en lugar de lo que suele ocurrir con las fusiones: la eliminación de puestos redundantes y el cierre de tiendas rivales que están uno al lado del otro.

David N. Cicilline, miembro de la Cámara de Representantes, dijo que era profundamente escéptico de que la consolidación es el camino a seguir para bajar los precios, aumentar las oportunidades o desatar la competencia, y que existe evidencia creciente de que una consolidación adicional en el mercado inalámbrico le daría a la compañía combinada el incentivo y la capacidad de aumentar los precios, bajar los salarios y abandonar las políticas que han beneficiado a los consumidores durante la última década.

Cuando se le preguntó a Legere cómo pasar de cuatro a tres operadores de servicios móviles principales es mejor para la competencia, respondió que la entidad número tres combinada seguirá siendo un poder económico mucho menor en comparación con AT&T y Verizon, pero que podrá aumentar significativamente la oferta y traer más competencia a las otras dos.

Además, las compañías de cable siguen aumentando su participación de mercado en la industria móvil, y los jugadores como el operador móvil virtual de prepago Tracfone representan la competencia, señaló Legere.

Los intereses de seguridad nacional también fue un tema abordado en la audiencia. Legere dijo que T-Mobile no usa ningún equipo de Huawei o ZTE en el núcleo de su red y no tiene planes de usarlos nunca.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here