Desde 2005 el Registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe (Lacnic) viene anunciando que en algún momento llegaría el fin de las direcciones con protocolo IPv4. Y ese día llegó.

“El miércoles, por primera ocasión en la región, tuvimos que rechazar a un proveedor de servicio que quiso solicitar direcciones IP porque ya no tenemos”, explicó a DPL News Oscar Robles, director Ejecutivo de Lacnic.

El 19 de agosto, la organización otorgó el último bloque de direcciones disponibles, después de que al principio de agosto duplicaran el número de asignaciones promedio. “No sabemos si esta aceleración de las solicitudes a principio de mes se debió a una mayor demanda por el uso de Internet por el Covid-19 o al proceso habitual que se da cuando se está por terminar algo”.

Robles explicó que la comunidad técnica extendió lo más posible la vida de manera artificial del IPv4, con distintas reglas. Pero llegaron al máximo aceptable que se podría asignar.

Si bien los proveedores de servicio tienen formas de extender sus asignaciones de IPv4, la única solución efectiva para este agotamiento es desplegar IPv6, sostuvo Robles. “No se van a afectar las redes IPv4, pero un operador que no migre no tendrá capacidad de crecimiento para desplegar soluciones de Internet de las cosas, apostarle a proyectos de conectividad, Internet 4.0 o soluciones de Smart City”, explicó.

El IPv6 avanza en la región

Actualmente, en América Latina más del 23 por ciento del tráfico en Internet se hace a través del protocolo de IPv6, porcentaje que está por debajo, aunque no tan lejos, del promedio global, que es del 33 por ciento de todo el tráfico. El 45 por ciento de las redes de la región están avanzando en IPv6.

Relacionado: No se podrá cerrar la brecha digital si no se implementa IPv6: LACNIC

Robles destacó a Brasil, México y Uruguay como los países que más avanzaron en la migración al nuevo protocolo, ya que más del 40 por ciento de su tráfico corre por IPv6. En contraposición, los países que menos avanzaron fueron El Salvador, Costa Rica o Chile.

Según el ejecutivo, durante el confinamiento por Covid-19, vieron un incremento en el tráfico de las redes residenciales de IPv6, sobre todo durante la semana, ya que no se produjo el pico habitual de tráfico residencial durante el fin de semana (cuando en general la población consumía más tráfico por estar en casa).

“Por diversas razones, los operadores se tomaron su tiempo para hacer un despliegue de IPv6, por razones financieras o técnicas. Hoy creemos que ya están dadas las condiciones para que haya un despliegue”, puntualizó el directivo de Lacnic.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here