El País Ramón Muóz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba el pasado 23 de julio un ambicioso plan bautizado como agenda España Digital 2025, que pretende movilizar 140.000 millones para la completa “digitalización” del país en los próximos cinco años. De ellos, 70.000 millones se aportarán en los tres primeros ejercicios, correspondiendo 20.000 millones a inversiones públicas que procederán en la mayoría de las ayudas de la Unión Europea, y los otros 50.000 millones de inversiones privadas.

Siendo discutible la disponibilidad de fondos públicos para redes de telecomunicaciones en un país como España que, debido a la pandemia, destina mensualmente 14.000 millones de euros a pagar pensiones y prestaciones de desempleo, el protagonismo que se concede a las empresas privadas en la financiación de ese plan choca con la salud financiera de estas a la luz de los últimos datos. Y es que las cuatro grandes operadoras nacionales (Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil) no solo no están aumentando sus inversiones sino que las han tenido que recortar drásticamente. En concreto, todos ellos las han reducido más del 20% en el primer semestre de este año, y los planes para el futuro van en esa misma línea restrictiva, aunque oficialmente se insista en el mensaje de la importancia de extender las redes de fibra óptica y de telefonía móvil 5G para la recuperación económica del país.

Leer más: https://elpais.com/economia/2020-08-23/el-recorte-de-inversiones-pone-en-peligro-el-plan-de-sanchez-para-digitalizar-espana.html

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here