El Salvador | Bitcóin: una fábrica de dudas

835

La Prensa Gráfica Herman Duarte

El art. 55 de la Ley de Procedimientos Administrativos establece: “…los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por la Administración Pública de la lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos… no serán indemnizables… cuando tales daños se deriven de hechos o circunstancias que no se hubiesen podido prever o evitar, según el estado de los conocimientos de la ciencia o de la técnica existente en el momento en el que se han producido”. Algunos economistas de prestigio nacional y mundial (Membreño, 2021; Hanke, 2021; Gerard, 2021) han indicado que la implementación del bitcóin en El Salvador producirá una crisis aguda, razón por la cual planteo las siguientes preguntas, con el respeto que se merecen las personas encargadas de manejar las riendas del país.

1. Implementación

¿Existe algún estudio técnico, objetivo, con metodologías verificables que respalde como una decisión favorable para la economía salvadoreña la adopción del bitcóin como moneda del curso legal? ¿Por qué eligieron bitcóin sobre otras criptomonedas, como Ethereum? ¿Se han trazado escenarios que corran proyecciones pesimistas, moderadas y favorables? ¿Cómo afectará la reserva de dólares del país? ¿Es cierto que se implementará una moneda digital salvadoreña? ¿Cuál es el rol de la empresa Strike en la implementación? ¿Por qué el presidente Bukele presentó el proyecto de Ley de Bitcóin junto con el señor Marshall, de Strike? ¿Cómo afectará la implementación de bitcóin la relación con el Fondo Monetario Internacional? ¿Grupo de Acción Financiera Internacional GAFISUD? ¿Se perderá dinero al momento de convertir de dólares a bitcóin?

2. Fideicomiso Bitcóin-Bandesal

¿Cuál será el límite de convertibilidad por usuario en el fidecomiso Bitcóin-Bandesal? ¿Qué medidas tomarán para impedir que lavadores de dinero saqueen el fideicomiso? ¿Qué pasará cuando se conviertan los $150 millones? ¿De dónde provienen esos $150 millones? ¿Se tocarán las reservas de liquidez del Banco Central de Reserva (conformado por % de los depósitos de los ahorrantes?

3. Salarios y pensiones

¿Los salarios de empleados privados/públicos/pensiones se pagarán en bitcóin?

4. Cajeros bitcóin

¿Existe una licitación? ¿Cuánto costaron? ¿A quién se los compraron? ¿Quién proveerá los servicios de procesamiento transaccional? ¿Tienen garantía? ¿Por cuánto tiempo no se cobrará comisión?

5. Chivo Wallet

¿Quién la desarrollará? ¿Qué medidas de ciberseguridad tomarán? ¿Se mantendrá el anonimato que caracteriza el bitcóin? ¿Cuáles son las políticas de privacidad que implementarán? En caso de descargar la billetera ¿a qué información del teléfono celular tendrá acceso el Estado? ¿Por cuánto tiempo? ¿Cómo será el proceso para eliminación de información? ¿Tendrá versión para desktop/computadora? ¿Se aprobará una ley de protección de datos?

6. Medidas alrededor de inclusión

¿Qué medidas se tomarán para la inclusión de las personas no alfabetizadas? ¿Qué medidas se tomarán para las personas de extrema pobreza que no tiene teléfonos con la capacidad operativa de descargar una criptomoneda? ¿Qué medidas se tomará para personas que no tienen los fondos para pagar internet?

Como ciudadano se tiene derecho a obtener respuestas, sin ser descalificado de forma genérica que es un “patrocinio de Soros/Simán/etcétera”, o ser “los mismos de siempre”. La economía de un país requiere un debate serio, responsable y recordando que los funcionarios deben tomar decisiones con base en la ciencia. El conocimiento es poder, el poder da certeza y la certeza da paz. En este momento, esa paz no existe, por la falta de respuesta a estas y a muchas otras preguntas. Ante esta incertidumbre que se instala en el aire, amerita que por respeto a las personas que tienen miedo, se implemente una moratoria de la Ley Bitcóin y se abra un debate societario ordenado donde se escuchen las voces de expertos, y aquellas que están por quedarse atrás.

Es lo justo, lo moral y lo decente.