El software mueve a la logística en México

138

El Economista Rodrigo Riquelme

Álvaro Echeverría es un ingeniero industrial chileno con una maestría en gestión de operaciones orientada a los modelos matemáticos. Ha participado en proyectos de logística compleja como el resideño del Cuerpo de Bomberos de Santiago, que implicó el desarrollo de un modelo matemático que redujo en 40% los tiempos de llegada de los bomberos a los lugares donde ocurren los incendios en la capital del país.    

Fue a partir de este modelo que surgió Simpleroute, una plataforma de inteligencia logística que les dice a las empresas cuántos vehículos requieren para hacer la entregas que necesitan hacer dentro de su comercio electrónico. Fundada en 2015 por Echeverría y Eyal Shats, la compañía abrió oficinas en México y Perú en 2019 y ahora se encuentra en seis países de América Latina y venden su producto en 26 países del mundo a través de internet.

Para Echeverría, aunque en 2019 México era uno de los países con mayor crecimiento en comercio electrónico en el mundo, se trataba de un mercado poco tecnologizado, con grandes jugadores, como Mercado Libre, Liverpool, Walmart y Amazon, pero sin pequeñas y medianas empresas capaces de competir.

“Quienes no fueran de los primeros cinco en comercio electrónico, no tenían grandes plataformas ni servicios agregados para los clientes”, dijo Echeverría en entrevista. 

De acuerdo con el empresario, a esto se sumó la llegada de empresas que tercerizan la logística de última milla como Rappi, Cornershop y 99 minutos, que comenzaron a generar entre la población la impresión de que la logística de última milla en México era sencilla y accesible.

“Pasó la pandemia, todos los negocios se vieron forzados a desplegar tecnología de forma inmediata. Cambió dramáticamente el cómo tenían que trabajar”, dijo y añadió que empresas como Simpliroute, que están atacando a los retailers y a otras pequeñas y medianas empresas con un esquema de Software como Servicio (SaaS), están comenzando a consolidar un mercado de logística de última milla que no existía hace dos años. 

El empresario advierte también que las empresas de software orientadas a segmentos como el comercio electrónico y la última milla están entre las más cercanas a los inversionistas, sobre todo estadounidenses, que están entrando en el mercado de América Latina.

El problema de las tallas de ropa

Usizy es una plataforma española para comercio electrónico que fue creada para solucionar el problema de la elección de talla mediante algoritmos que ayudan a los negocios a mejorar sus inventarios con respecto a la tallas tanto de la ropa como de aditamentos deportivos, como bicicletas. Su producto actual también ofrece soluciones de mejora para el control general del inventario, los precios de los productos y la logística. 

De acuerdo con Iñaki García, cofundador y director ejecutivo de Usizy, hasta antes de la fundación de la compañía en España en 2017, nadie le creía al equipo fundador que podían resolver un problema básico de la industria de la moda, como son las tallas, mediante una plataforma de Software como Servicio.

Según el empresario, los problemas que tenían los comercios electrónicos españoles en aquel año son similares a los que se enfrentan los negocios de América Latina en la actualidad, sobre todo debido al crecimiento que experimentaron a causa de la pandemia de Covid-19.

“Había mucha incredulidad acerca del machine learning y del big data. La gente no creía que tuviera aplicación”, dijo.

Para García, los negocios mexicanos y de América Latina han aceptado con menor incredulidad este tipo de tecnologías, debido a que ya cuentan con el ejemplo del mercado europeo. 

“En el pasado se trataba de recurrir a históricos para entender un producto, ahora ya sabes de muchas casuísticas que la tecnología te ayuda a interpretar”, dijo.