El streaming de música alcanza por primera vez 50 millones de suscripciones de paga

815

La industria musical se vuelve digital y esto lo constatamos según el informe anual de la Asociación de Industrias de Grabación de América (RIAA, por sus siglas en inglés), el cual reporta que, por lo menos en Estados Unidos, los ingresos por grabaciones aumentaron 12 por ciento debido a la creciente popularidad de los servicios musicales de streaming.

Los servicios de suscripción de pago como Spotify, Apple Music, Tidal, Amazon y otros alcanzaron por primera vez los 50 millones de suscripciones, por lo que fueron el principal impulso del aumento de ingresos en música grabada.

Los ingresos de streaming crecieron 30 por ciento anualmente, por lo que ahora representa 75 por ciento de los ingresos totales en 2018 de la industria musical. La categoría de streaming incluye servicios premium de pago soportados por publicidad, así como servicios de transmisión de radio.

Los ingresos de pagos por suscripciones aumentaron 32 por ciento en 2018, alcanzando los 5.4 mil millones de dólares.

En promedio, se agregaron más de un millón de suscripciones nuevas mensuales; mientras que los servicios que sobreviven con publicidad como YouTube, Vevo y la versión gratis de Spotify también crecieron 15 por ciento anual, llegando a los 760 millones.

Por otro lado, los ingresos de servicios de radio digital como Pandora, SiriusXM, iHeartRadio, entre otros, crecieron 32 por ciento anualmente, superando por primera vez los mil millones de dólares al año.

No obstante, las descargas de álbumes digitales cayeron 25 por ciento, así como las ventas de singles que también bajaron 28 por ciento, apenas alcanzando 490 millones.

Las descargas digitales representaron 11 por ciento de los ingresos en 2018 con un descenso de 42 por ciento respecto a 2013.

¿Qué pasa con las ventas físicas?

Como era de esperarse, los ingresos de ventas físicas disminuyeron a 1.15 mil millones de dólares, 23 por ciento menos que en 2017. La venta de CD cayó 34 por ciento y por primera vez sus ingresos fueron menores de los mil millones de dólares desde 1986.

La excepción son las ventas de vinilos, que obtuvieron un aumento de ingresos en 2018 de 8 por ciento respecto al año anterior, representando más de un tercio de los ingresos de formatos físicos.