De acuerdo con una reciente investigación del banco de inversión y valores Goldman Sachs, el teletrabajo, que se ha posicionado como uno de los recursos para mantener la actividad económica durante la pandemia por Covid-19, también se mantendrá como un hábito post-pandemia. Y no sólo eso, pues la innovación en el mundo de la salud y la “transformación digital” liderada por los millennials se sumarán a las tendencias destinadas a perdurar.

¿Moda o tendencia? Según Goldman Sachs, las tendencias que veremos en los próximos años serán las siguientes:

El sector salud ocupará el primer lugar en la lista de sectores primordiales en el futuro, ya que se mantendrá como prioridad en las agendas políticas. Las normativas no sólo impulsarán el desarrollo de nuevos fármacos, sino también la genómica y la medicina de precisión basadas en nuevas tecnologías, como la atención a distancia o la telemedicina.

El teletrabajo será otra tendencia reinante. Los beneficios de esta forma de trabajar en términos de productividad y eficiencia operativa mostrados durante el bloqueo fomentarán una creciente adopción del trabajo inteligente, incluso después de la reapertura. Un factor clave para el éxito del teletrabajo es el mando de empresas capaces de crear condiciones de trabajo eficientes desde casa, para la población de los denominados ‘trabajadores del conocimiento’, es decir, trabajadores que utilizan herramientas tecnológicas durante al menos una hora al día y que globalmente reúne a 1,250 millones de personas.

El factor millennial. El estilo de vida de los millennials, que consiste fundamentalmente en adoptar un enfoque online en todos los campos, desde el comercio electrónico al entretenimiento, pasando por el e-learning, encontrará una amplia difusión, recompensando a las empresas con una sólida huella digital.

Por último, las empresas jugarán un rol escencial en la solución a los desafíos globales, que incluyen discriminación racial, desigualdad estructural y cambio climático. “Un enfoque compartido para resolver estos problemas puede llevar al mundo por el camino de un crecimiento “más limpio”, equitativo y sostenible”, destaca el estudio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here