Elon Musk “cumple” y vende miles de millones de dólares en acciones de Tesla Motors

115

Fayerwayer-York Perry

El pasado sábado 6 de noviembre Elon Musk tomó a todos sus seguidores por sorpresa cuando preguntó a través de Twitter si debía o no vender el 10% de sus acciones en Tesla Motors.

La consulta reventó internet y se volvió un asunto viral, sobre todo porque ese porcentaje equivalía a poco más de USD $21.000 millones de dólares.

Al final del proceso el resultado era obvio: la mayoría aprobó el planteamiento de que Musk fuera un poco menos millonario y el ejecutivo detrás de SpaceX y Tesla Motors asumió el rol de acatar el clamor de su público.

Pero la realidad es que todo habría sido una artimaña de relaciones públicas. Ya que el desprendimiento de estas acciones habría sido planeado con bastante más anticipación que esa encuesta.

Elon Musk siendo Elon Musk

Han salido a la luz los registros del trámite para ejecutar la venta de las acciones sobre la porción que posee Elon Musk. Al final Elon Musk vendió el equivalente cercano USD $5.000 millones bajo una distribución curiosa.

El lunes, Musk ejerció sus 2,15 millones de opciones sobre acciones a un precio de USD $6,24 dólares cada una, para dar un costo total de USD $13.400 millones de dólares al momento de iniciar la venta.

En un movimiento vendió 934,000 acciones a diferentes precios, acumulando finalmente más de $1.100 millones por las ventas. Pero eso no fue todo.

En los días posteriores su fideicomiso desplazó casi 3,6 millones de acciones, por un total de unos USD $4.000 millones.

La mayoría de los medios reportaron la venta del movimiento de él, pero nada del fideicomiso qué también es de su propiedad. De manera que al final Musk terminó amasando más de USD $5.100 millones en esas dos operaciones.

El pequeño gran detalle es que los registros marcan que todo el proceso de trámite para deshacerse de tal cantidad de acciones lo habría iniciado ante las autoridades el 14 de septiembre. Casi dos meses antes de que lanzara su encuesta.

En otras palabras los 3,5 millones de usuarios que participaron en esa encuesta en realidad no tuvieron tanto peso con su voto como lo hizo ver Musk en Twitter.

Fue un movimiento planeado con bastante anticipación y el movimiento de la encuesta sólo lo viralizó, hizo ruido en las redes y contribuyó a la imagen pública del personaje.

Pero al final Elon se deshizo de algo así como el 3% de las acciones de su empresa.