Elon Musk no calla y se carga el metaverso de Zuckerberg

La que puede ser la última entrevista del año de Elon Musk viene cargada de críticas al metaverso de Zuckerberg y alabanzas a Neuralink. El fundador de Tesla apunta que el invento de Facebook no llegará muy lejos.

154

Hipertextual-Ara Rodríguez

Elon Musk no tiene ninguna intención de acabar el año de una forma tranquila y apacible. El fundador de Tesla, SpaceX, The Boring Company y Neuralink –la lista se está haciendo ya muy larga– ha vuelto a hablar en una entrevista con The Babylon Bee. Como siempre, ha tenido comentarios para todos. Por un lado, de la disputa del empresario con la senadora Elisabeth Warren vía Twitter en relación al pago de impuestos por parte del empresario. Pero también del metaverso acuñado por Mark Zuckerberg. En su línea polémica, Elon Musk echa por tierra la propuesta del fundador de Facebook y pone a Neuralink por delante.

Según Elon Musk, los ecosistemas basados en el metaverso no llegan más allá de una buena estrategia de marketing creada en la sede de Meta. Tampoco tiene buenas palabras para la Web 3.0. “No sé si necesariamente creo en estas cosas del metaverso, aunque la gente me habla mucho al respecto”, apunta el fundador en la entrevista. Añadiendo que difícilmente se imagina un mundo en el que la gente lleve puestas unas gafas de realidad virtual durante todo el día. Pese a que adalid de los coches eléctricos ha visto el futuro en otros sectores, en el caso de abandonar el mundo físico para pasar al virtual no ve grandes réditos.

Elon Musk no suele hacer comentarios sin un claro interés detrás

Elon Musk recurre a los tópicos que la realidad virtual ha ido sembrando durante años. Los mareos provocados por las primeras versiones de las gafas y una frase que bien podría ser de madre: sentarse cerca de la pantalla es malo. “Te arruinará la vista, ¿verdad? Y ahora tenemos la televisión literalmente aquí mismo (en la cara). ¿Eso es bueno para ti?”, explica.

En cualquier caso, Elon Musk no suele hacer comentarios sin un claro interés detrás. Al mismo tiempo que opinaba sobre el metaverso y el poco éxito que tendrá, ponía a Neuralink sobre la mesa. Por encima de la idea de Zuckerberg, la implantación de chips en el cerebro sí que es una apuesta segura.

“A largo plazo, un Neuralink sofisticado podría llevarlo completamente a la realidad virtual. Creo que estamos lejos de desaparecer en el metaverso, esto suena como una especie de palabra de moda”, explica.

Presentada en agosto de 2020, la compañía de nanotecnología de Elon Musk tiene un objetivo muy concreto: chips que nos ayuden a no olvidar nuestros recuerdos. Un proyecto que ya ha enseñado en monos y cerdo; en abril de este mismo año enseñaba el primer vídeo en el que se podía ver a un simio jugando al Pong vía control mental. Este mismo proyecto tiene la intención y el firme objetivo de comenzar a implantarlos en humanos a lo largo de 2022. Una fecha quizá muy optimista teniendo en cuenta el tradicional incumplimiento de las promesas de Elon Musk en lo que a calendarios respecta.

Sea como fuere, estos comentarios contra el metaverso –la actual obsesión de Mark Zuckerberg– apuntan a un 2022 interesante. Si 2021 se despide con la palabra de moda, el próximo curso augura una gran batalla entre ambos personajes. Quizá en la línea de la que mantiene el propio Elon Musk con Jeff Bezos en su carrera por la conquista espacial.