Elon Musk vende su última mansión para financiar a SpaceX con misiones a Marte

167

Fayerwayer-York Perry

Para muchos no hay lugar de dudas de que Elon Musk está loco. Cada declaración en Twitter y acción pública pareciera confirmar que el sujeto piensa en parámetros muy distintos a los de las demás personas.

Lo hemos visto con su manera de anunciar cambios para uno de los vehículos más esperados desarrollado por Tesla Motors. O incluso con esa intervención retorcida como comediante en un episodio de Saturday Night Live.

Ahora en su más reciente excentricidad el sujeto detrás de SpaceX acaba de vender la última de las propiedades que quedaban a su nombre con tal de mantener a flote su proyecto de llevar a la humanidad a Marte. Tal como lo leen: Elon Musk se quedó sin casa.

Por qué Elon Musk vendió todo

Según reportan los amigos de Business Insider, los agentes inmobiliarios de Elon Musk acaban de vender la última mansión que quedaba bajo su propiedad. La construcción, situada en Hillsborough, California, tiene cerca de 1.540 metros cuadrados en un terreno de más de 19 hectáreas.

Esta mansión con seis habitaciones, diez baños, una sala de banquetes, un salón de baile, una cocina profesional, una piscina, once espacios para estacionarse y jardines enormes fue comprada por Elon allá por 2017 a un costo de USD $23,4 millones. Y resultó una buena inversión, ya que la habría vendido por cerca de USD $37,5 millones.

Tal como muestra la publicación de arriba, desde junio de 2021 Musk reveló sus intenciones de vender la última propiedad que quedaba a su nombre.

Ahora Elon vive en una casa prefabricada de solo 36 metros cuadrados, la cuál renta y se encuentra dentro de las instalaciones de SpaceX.

El motivo de este movimiento es que Musk buscaría optimizar sus finanzas para destinar todos los recursos posibles al financiamiento de sus proyectos de exploración espacial. En donde busca desarrollar misiones exploratorias a Marte.

La visión de Musk es que para 2050 pueda existir una colonia de humanos en el planeta rojo. Es probable que no vea esto concretarse.

También existe la posibilidad de que ahora sí se haya vuelto completamente loco. Pero sólo el tiempo terminará confirmando todo.