Anteriormente, el servicio de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, acusó a la firma israelí de vigilancia NSO Group de ayudar a espías del gobierno a entrar en los teléfonos de aproximadamente mil 400 usuarios en cuatro continentes. Entre los afectados se encuentran diplomáticos, disidentes políticos, periodistas y altos funcionarios del gobierno.

Ahora, un grupo de empleados de NSO presentó una demanda contra Facebook, diciendo que el gigante de las redes sociales había bloqueado injustamente sus cuentas privadas.

Los empleados de NSO explicaron que sus cuentas de Facebook e Instagram, y también las de extrabajadores y familiares, habían sido bloqueadas. Solicitaron al Tribunal de Distrito de Tel Aviv que ordene a Facebook que desbloquee las cuentas que, afirman, se hizo abruptamente y sin previo aviso.

Por su parte, Facebook declaró que las acciones derivadas de la violación de privacidad eran necesarias y sólo se habían desactivado cuentas relevantes.

Asimismo, los empleados de NSO dijeron que continuarían “ayudando a los gobiernos de todo el mundo a prevenir el crimen y el terrorismo a través de la tecnología que estamos desarrollando”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here