Vistazo

El internet se convirtió en una herramienta fundamental para la subsistencia de la actividad económica y social de los hogares y empresas durante la crisis sanitaria. Según la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones de Ecuador (Asetel) durante los primeros meses de la pandemia el crecimiento de la demanda de servicios de internet en el país fue del 30 por ciento. La Asociación de Empresas Proveedoras de Internet, Valor Agregado, Portadores y Tecnologías de la Información (Aeprovi), afirma que una de las principales preocupaciones dentro del mercado de telecomunicaciones es el alto índice de morosidad existente entre sus abonados. Las facturas impagas han afectado el 50 por ciento de su recaudación mensual –manifiesta- pero, a pesar de ello, deben seguir cumpliendo con el pago de tributos y cargas regulatorias sobre ingresos no percibidos, tales como el IVA e ICE.    El gremio señala que la aprobación en junio de la Ley Humanitaria, la cual prohibía la suspensión de servicios por falta de pago durante el tiempo que dure el Estado de Excepción y hasta por dos meses más (noviembre), ha puesto en serio peligro la operación y liquidez a las empresas de este ramo. “Esta situación ha perjudicado la cadena de pagos de los operadores de telecomunicaciones y pone en riesgo la conectividad del país con el resto del mundo, por la falta de pago a los proveedores internacionales, locales, distribuidores y nómina de las empresas”, reza un comunicado emitido por la asociación.  En otros países de la región la situación es similar. En Argentina, por ejemplo, la morosidad al mes de junio cerró en el 55 por ciento; mientras que en Perú esta llega hasta el 60 por ciento. La Aeprovi afirma que es imperativo generar medidas que a más de aliviar e incentivar el desarrollo del sector, permitan también reducir la brecha digital. Para ello, han presentado a las autoridades tres líneas de acción alineadas a la Política Ecuador Digital, entre ellas establecer marcos regulatorios modernos, que fomenten la simplicidad regulatoria y administrativa del sector; adecuar la normativa secundaria con base a la realidad del sector y las disposiciones establecidas en la Ley de Simplicidad y Progresividad Tributaria, en la Ley orgánica de las personas Adultos Mayores y en la Ley Humanitaria; y generar un entorno habilitante para el despliegue de infraestructura, migración de redes de telecomunicaciones, sostenibilidad sector, y mejoramiento de la asequibilidad de los servicios de telecomunicaciones. Actualmente, en Ecuador hay 15’001.922 líneas móviles. El 53,25 por ciento de ellas pertenecen a Claro (Conecel), 27,43 por ciento a Movistar y Tuenti (Otecel) y 19,32 por ciento a CNT (Corporación Nacional de Telecomunicaciones).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here