De acuerdo con una encuesta corporativa realizada por Reuters, la mayoría de las empresas japonesas no tiene planes de usar redes móviles 5G de empresas extranjeras y menos con equipos de Huawei, debido a los problemas de seguridad, por lo que han puesto su confianza en los operadores de telecomunicaciones nacionales.

Los operadores japoneses planean lanzar servicios inalámbricos de alta velocidad en 2020. Si bien las compañías japonesas no mencionaron algún nombre en específico, sí expresaron su preocupación por los problemas de seguridad; el gerente de una empresa, en condición de anonimato, aseguró que “es absolutamente imposible adoptar los productos y servicios de una compañía que no puede disipar las preocupaciones sobre la seguridad nacional”.

El sondeo encontró que 88 por ciento de las empresas elegirían a los operadores de telecomunicaciones nacionales, 2 por ciento eligió empresas chinas, entre ellas Huawei, 1 por ciento se inclina por Qualcomm y el 11 por ciento optó por “otros”.

Un dato relevante es que cuatro de cada cinco empresas no tienen un plan de negocio específico para usar tecnología 5G. Además, nueve de cada 10 empresas no cuentan con suficientes ingenieros para manejar tecnologías de vanguardia como la Inteligencia Artificial (IA) e Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Estos puntos influyen en el hecho de que Japón se está quedando rezagado en comparación con otros países, como Corea del Sur y Estados Unidos, que ya han comenzado a desplegar servicios 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here