El País

La tendencia de crecimiento en la cantidad de líneas de telefonía fija en Uruguay completó una década en 2019 y además alcanzó un nuevo récord. Al mismo tiempo la cantidad de servicios de banda ancha y la cantidad de líneas de teléfono celular alcanzaron máximos históricos.

Por otro lado el número de servicios de televisión para abonados bajó por tercer año consecutivo y alcanzó el menor nivel en cinco años.

Los datos surgen del informe Evolución del Sector Telecomunicaciones en Uruguay diciembre de 2019, elaborado por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec), recientemente divulgado.

Al cierre de 2019, la cantidad de teléfonos fijos alcanzó el máximo histórico de 1.165.373 líneas, esto es 1,03% más que a fin de 2018. Desde que en 2005 se llegó a 1.006.001 líneas de telefonía fija en servicio, el número había comenzado a descender año tras año, hasta 2010 cuando volvió a crecer con 961.400. En 2012 se superó el récord de 2005, que luego fue batido consecutivamente en 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y ahora en 2019.

¿Por qué la telefonía fija bate récords consecutivamente? Porque para tener conexión a Internet vía fibra óptica, Antel exige tener contratada una línea de telefonía fija. A esto se suma que muchos servicios de alarmas también lo exigen.

Esto se ve en que pese a que el número de líneas es récord, el teléfono fijo como tal cada vez se usa menos.

Desde 2005 la cantidad de cómputos de telefonía fija no para de caer. En 2019 fueron 882 millones de cómputos, 19,45% menos que en 2018 y es el menor dato del que se tenga registro.

Para verlo de otra manera, mientras el número de líneas creció 7,62% al comparar 2019 con cinco años atrás, la cantidad de cómputos cayó 55,43%.

Si cae el uso del teléfono como tal, es porque la línea de telefonía solo se utiliza para obtener el acceso a Internet por fibra óptica. Eso se ve en que el número de servicios de banda ancha fija llegó al máximo histórico de 1.012.467 a fin de 2019, un 3,58% más que un año antes.

Del 1,012.467 servicios de banda ancha, 768.149 son por fibra óptica (75,87% del total) y el resto mediante otras tecnologías.

El 97,7% de los servicios de banda ancha son residenciales, el 1,9% es empresarial y el 0,4% restante es del gobierno.

Celulares.
La cantidad de teléfonos móviles creció en 2019 por segundo año seguido, luego que en 2017, 2016 y 2015 cayera respecto al año previo. A fin de 2019 había 5.667.631 servicios móviles, 4,25% más que al cierre de 2018. Esa cifra es un récord de líneas de telefonía móvil, ya que el anterior era de 5.512.691 de fin de junio de 2015.

La estatal Antel sigue como líder con el 53,57% del mercado al cierre de 2019, seguida de Movistar con el 29,48% y Claro con el 16,95%, porcentajes que han cambiado muy poco los últimos años.

Pero el celular se utiliza cada vez menos en sus funciones originales (llamadas telefónicas y mensajes de texto).
La cantidad de mensajes de texto cayó 23,88% en 2019 frente a 2018, hasta un mínimo en al menos una década: 832 millones. Esto representa casi 147 mensajes de texto enviados en promedio por cada móvil en 2019.

Tan solo cinco años antes, se enviaron 5.463 millones de mensajes de texto, lo que marca una caída de 84,77% en el quinquenio.

A su vez, el tráfico de voz de servicios móviles en minutos disminuyó en 2019 un 1,29% respecto a 2018. De todas maneras, se modero la caída ya que en 2018 respecto a 2017 los minutos habían bajado 11,54% (y en 2017 respecto a 2016 habían disminuido 9,72%).

En total, fueron 4.609 millones de minutos en tráfico de voz en todo 2019, lo que da unos 813,2 minutos por celular.

El 69,5% de los minutos hablados se produce a la red propia (es decir en llamadas a otro teléfono de la misma compañía móvil), el 16,6% de los minutos es a otra red móvil, el 12,9% es a un teléfono fijo y el 1% restante es a un teléfono del exterior.

Tanto la fuerte caída en mensajes de texto de los últimos años, como el tráfico de minutos se explica por la utilización de servicios como WhatsApp, Telegram, Skype, Viber y otros que permiten mensajear, llamar y hasta hacer videollamadas utilizando datos (Internet).

TV para abonados.
La cantidad de servicios de TV para abonados cayó en 2019 3,82% respecto a 2018. El año que pasó fue el tercero consecutivo en que la cantidad de usuarios de la TV cable y/o satelital bajó, luego que en 2016 había alcanzado un máximo histórico de 730.743. Al cierre de 2019 había 677.290 suscriptores de televisión para abonados, lo que marca una pérdida de 7,31% respecto al máximo

El 63% de los servicios está en el Interior y el 37% en Montevideo. La baja de servicios de TV para abonados en el Interior fue de 3,59% en 2019 respecto a 2018 y en la capital del país la caída fue de 4,20%.

Desafío. Está en mantener y captar clientes y mercados.
La aparición en los últimos años de plataformas de streaming como Netflix, HBO Go, Amazon Prime, entre otros, empezaron a ser una fuerte competencia para la televisión para abonados en Uruguay y de hecho le están ganando espacio.

La empresa que lidera el mercado es DirecTV, que entre Montevideo e Interior tiene 28,56%. Le sigue Bersabel S.A. (Cablevisión, del grupo argentino Clarín) con 9,14% del total, aunque la Ursec no proporcionó los datos de esta en el Interior. En tercer lugar está Tractoral S.A. (TCC, propiedad de Canal 10) con el 6,67% del total, luego aparece Riselco S.A. (Nuevo Siglo, propiedad de La Tele-canal 12) con 6,07% y en quinta posición está Monte Cablevideo S.A. (Monte Cable, propiedad de Canal 4) con el 5,74% del mercado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here