En Android es casi imposible que los usuarios mantengan su ubicación privada, según empleados de Google

Google habría ocultado deliberadamente las opciones de privacidad de Android para que fuese más difícil evitar el rastreo de los usuarios.

272

Hipertextual-Javier Marquez

Los documentos de una demanda en el estado de Arizona contra Google han sacado a la luz la oscura estrategia del gigante de Internet para recopilar la ubicación de teléfonos Android, incluso cuando los usuarios habían desactivado la localización. Además, han revelado que la compañía ocultó deliberadamente algunos ajustes de privacidad para que fueran más difíciles de encontrar e incluso presionó a fabricantes como LG para que hicieran lo mismo en sus capas del sistema operativo.

Los documentos indican que Google utiliza una variedad de fuentes para detectar la ubicación del usuario como Wi-Fi y GPS. Además, aseguran que no hay forma de compartir la localización con una aplicación de terceros sin antes hacerlo con el gigante de Mountain View. Por si esto fuera poco, la compañía continuó recopilando datos de ubicación aún cuando los usuarios deshabilitaron la localización de una aplicación.

Según recoge Insider, Google probó facilitar el acceso a las configuraciones de privacidad en Android. Sin embargo, al detectar que los usuarios estaban sacándole partido para no ser rastreados decidieron esconderlas para solucionar «el problema». Es decir, para hacer algunos ajustes que antes estaban al alcance de la mano, tras la modificación, había que navegar por varios submenús. Incluso, la compañía presionó a LG y a otros fabricantes de teléfonos móviles para que ocultaran las mencionadas configuraciones.

Si quieres evitar que Google te rastree, engáñalo

Google Android
Asif Islam / Shutterstock.com

Jack Menzel, quien fue vicepresidente de Google Maps, dijo en una declaración que la única forma de evitar que Google sepa una ubicación es despistando intencionalmente a Android. ¿Cómo podría hacerse esto? Según el ejecutivo, indicando datos falsos de dónde se vive o trabaja. Incluso un ejecutivo de alto nivel como Jen Chai, responsable sénior de Producto, ha expresado que no sabía cómo funcionaba el sistema de recolección de datos. Algunos empleados de Google también se mostraron ofuscados con las configuraciones de privacidad de Apple y aseguraron que la compañía «les está comiendo el almuerzo (robando clientes)».

La demanda contra Google ha sido presentada por el fiscal general de Arizona. El funcionario considera que Google «rastreó ilegalmente la ubicación de los usuarios de Android sin su consentimiento, incluso si los usuarios habían desactivado las funciones de seguimiento de ubicación». Un portavoz de Google dijo que el fiscal general «parece haber caracterizado erróneamente nuestros servicios». Además añadió: «Siempre hemos incorporado funciones de privacidad en nuestros productos y proporcionamos controles sólidos para los datos de ubicación».